El Camino de Santiago narra su propia historia en "Más allá y más arriba"

Agencia EFE
·4 min de lectura

Santiago de Compostela, 17 nov (EFE).- El juez y escritor José Antonio Vázquez Taín no quería realizar tan solo "una fotografía del Camino de Santiago" en su libro "Más allá y más arriba". Por ello, decidió que el narrador del libro fuese "el propio Camino", que introduce a "distintos peregrinos anónimos" para revivir así "los momentos históricos más singulares" de esta ruta milenaria.

"Se me ocurrió que sería muy bonito no centrarme en una sola imagen del Camino, sino en muchas. Fue entonces cuando surgió la idea de un narrador que hubiera estado todo el tiempo y ese narrador era el propio camino", afirma Vázquez Taín (La Merca, Ourense, 1968) en una entrevista con Efe, en la que asegura que su libro está destinado a "aquellos que quieran conocer el Camino de verdad".

Y es que "Más allá y más arriba" (Espasa), revive los momentos históricos épicos pero también los íntimos y humanos de los protagonistas anónimos que le han dado vida a lo largo de los años y permite conocer desde una perspectiva "amena" cómo surgió, cómo se estableció y cómo se asentó este fenómeno mundial.

"Es el gran desconocido. Se ha escrito mucho sobre él y se habla mucho, pero casi todos son tópicos. No es tan sencillo que la gente lo conozca de verdad", afirma el juez, conocido por haber instruido el caso Asunta o el robo del Códice Calixtino.

Según cuenta, el origen de las peregrinaciones en Europa tiene un importante desarrollo en la alta Edad Media, pero en ese momento, en España, entre los siglos VIII y X, la realidad era "musulmana", de manera que era imposible una peregrinación como la de Compostela.

"Hoy lo vemos como algo sencillo. Si surge la idea de la tumba del apóstol, pues es muy fácil que se asentara una vía de peregrinación. Pero no es así. En aquel momento además había miles de centros de peregrinación en Europa, todos mucho más accesibles, con más recursos, más famosos y más conocidos", asegura.

Por eso, vio necesario contar cómo surge el Camino, dejando que sea "él mismo" el que cuente su historia, a través "de los peregrinos anónimos" que van cruzándose "con diferentes personajes históricos".

Dividido en capítulos, en los que se centra en los diferentes caminos, como el de la Plata, el Portugués, el Francés, el Primitivo o el de la Costa, el libro de Vázquez Taín realiza un recorrido en el que el lector podrá conocer hechos como la primera invasión vikinga, la pelea entre San Rosendo y Fernando I por la mitra compostelana, el saqueo del Almanzor o la construcción de la catedral por parte de Gelmírez, entre otros acontecimientos.

"Cada peregrino va a asistir a un momento histórico y nos lo va a narrar o describir", explica Vázquez Taín, que asegura que la gente está "muy acostumbrada a la novela histórica", que a veces tiene un rigor "mínimo" y que su libro da a conocer mediante relatos "entretenidos" la realidad sobre determinados hechos históricos.

"Aparecen personajes como el Cid Campeador, Alfonso VI, Doña Urraca, el abad de Cluny", detalla el escritor, que además quiere establecer un "diálogo" entre el pasado y el presente del Camino, de forma que en su libro aparecen innumerables notas a pie de página que permiten conocer "en qué estado se encuentran en la actualidad" algunas iglesias, pazos, castillos o ermitas que se describen en el libro.

"Más allá y más arriba" se centra en el periodo que va siglo IX al siglo XIII, pero Taín quiere escribir "una segunda parte" en la que se detallarán los acontecimientos históricos de los siglos posteriores.

Apasionado del Camino, Vázquez Taín recorrió hace poco el camino portugués con Carlos Herrera, que firma el prólogo. Según él "es toda una experiencia" caminar tras los restos que quedan de la historia y descubrir "lo que hay detrás".

"Cuando uno conoce los conventos, los castillos, los lugares de las batallas, los pazos que tuvimos en Galicia, uno se da cuenta que quizá tenemos una imagen de la sociedad española medieval muy equivocada", asegura el juez, que opina que en Galicia en la Edad Media hubo una sociedad "muy asentada" y "muy culta", en la que coexistían "judíos, cristianos y árabes".

El libro cuenta con más de 80 ilustraciones, algunas realizadas por Luis Doyague, que permiten al lector "conocer mejor los ropajes, las armas y los lugares" que se describen: "Es un libro que te hace viajar, que te abstrae muchísimo. Te lleva a muchos lugares no solo de la geografía española o gallega, sino también de una parte del camino francés en Europa", afirma.

Por José Carlos Rodríguez

(c) Agencia EFE