Cambios en la Ley Mordaza: Podemos anuncia un acuerdo para retirar las devoluciones en caliente

·3 min de lectura
Manifestación contra la Ley Mordaza. (Photo: Claudia Alba - Archivo - EP)
Manifestación contra la Ley Mordaza. (Photo: Claudia Alba - Archivo - EP)

Unidas Podemos ha alcanzado un acuerdo con el PSOE para modificar la Ley de Seguridad Ciudadana —conocida como ‘Ley Mordaza’—, entre otras cosas para retirar las ‘devoluciones en caliente’ de dicha legislación, que pasarán a ser reguladas a través de la Ley de Extranjería, tal y como avanzan medios como El País.

La formación morada busca, además, reducir la cuantía de las multas establecidas por la ‘Ley Mordaza’, fijar como norma general que el tiempo de identificación en comisaría sea máximo dos horas y sacar de la normativa cualquier mención a los asuntos de extranjería.

“Omitir” de la normativa cualquier referencia a extranjería

Unidas Podemos entiende que al “omitir” cualquier mención a los asuntos de extranjería y fronteras en dicha ley, se elimina dentro de esta normativa a las llamadas devoluciones ‘en caliente’ de migrantes, aunque el Ministerio del Interior niega que esta practica haya tenido lugar en los últimos tres años.

Cabe recordar en este punto que el año pasado el Tribunal Constitucional determinó que entraba dentro del marco dispuesto por la carta magna la practica de retorno de los migrantes que entren ilegalmente por Ceuta y Melilla, siempre que se respeten las garantías legales.

Otro ámbito es la delimitación de los cacheos corporales, que tendrán que estar “siempre circunscritos” a indicios “concretos y comprobables” de actividad susceptible de sanción. Además, se intenta definir que cuando impliquen “dejar a la vista parcialmente el cuerpo”, deberán realizarse en lugares donde se “preserve la intimidad” del administrado, “fuera de la vista de terceros”.

Que la identificación en comisaría sea “excepcional”

A su vez, uno de los campos en los que se persigue cerrar un consenso es el tiempo de identificación en comisaría, de cara a que sea un “máximo de dos horas” salvo causa “excepcional debidamente alegada y verificable”.

También se trabaja para que la identificación en sede policial “sea excepcional” y que una vez concluida, la persona afectada sea devuelta al lugar desde el que fue conducida a comisaría.

Según transmitieron ayer desde el grupo parlamentario confederal, los socio de coalición tienen un principio de acuerdo sobre dos puntos claves: cambios en el articulado referidos a las sanciones sobre reuniones no comunicadas que se desarrollen sin incidentes y respecto a la toma de imágenes durante manifestaciones e intervenciones policiales.

Toma de imágenes de actuaciones policiales

De esta forma se “garantiza” la “protección” del derecho a la reunión pacífica mediante una reforma del articulado de la ley, por el cual se pauta que “en ningún caso la ausencia de comunicación previa impida el ejercicio del derecho siempre que sea de forma pacífica”.

Por otro lado y atendiendo a “reclamaciones” de profesionales de medios de comunicación, tampoco se podrá sancionar la toma y difusión de imágenes cuando no afecten al derecho a la intimidad o la seguridad de los policías o sus familias.

Más de un año de espera para la reforma

El PSOE y Unidas Podemos acordaron darse una semana para intentar negociar las enmiendas que, según anunció el portavoz del Grupo Confederal, Pablo Echenique, deberían permitir derogar esta legislatura la Ley de Seguridad Ciudadana.

El Congreso aceptó reformar esa norma, nacida del Gobierno de mayoría absoluta de Mariano Rajoy, en septiembre de 2020, cuando dio luz verde a la tramitación de la proposición de ley presentada con este objetivo por el PNV.

Ha pasado más de un año desde entonces, pero la reforma no ha avanzado porque la Mesa del Congreso, donde PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría, ha ido prorrogando constantemente el plazo para la presentación de enmiendas parciales a la misma. No obstante, la formación morada ya pidió la semana pasada cerrar ya el plazo de enmiendas para acelerar un acuerdo para la derogación.

El pasado 17 de octubre, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reafirmó en la clausura del 40º Congreso Federal del PSOE la intención del Gobierno de “poner fin” a la ‘Ley Mordaza’, lo que llevó a sus socios de Unidas Podemos a exigir que la Mesa pusiera fin a las prórrogas y los grupos pudieran presentar ya sus enmiendas parciales.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente