El cambio laboral que muchos esperan que se mantenga después del coronavirus

Joven madre trabajando desde su casa/Getty

El teletrabajo, quién lo duda, será una de las herencias de la pandemia del COVID-19. En Estados Unidos, casi el 43% de los empleados a tiempo completo dicen que quieren trabajar de forma remota con mayor frecuencia incluso después de que la economía se haya reabierto, según una encuesta publicada por la empresa de publicaciones empresariales getAbstract.

Y de los más de 1,200 empleados encuestados entre el 16 y el 17 de abril, casi el 20% dijo que su empleador está discutiendo activamente cómo pueden hacer que el trabajo remoto sea una opción en el futuro. ¿La principal motivación? Ahorrarse el tiempo, dinero y estrés de transportarse hasta su centro laboral.

"A la gente le gusta recuperar ese tiempo", dijo a CNBC Andrew Savikas, director de estrategia de getAbstract. Además, a los empleados también les gusta la flexibilidad de trabajar de forma remota porque pueden "estructurar el día como quieran”.

En promedio, los estadounidenses pasaron aproximadamente 27 minutos en su viaje de ida al trabajo en 2018, según la Oficina del Censo. Esto equivale a más de 200 horas dedicadas a viajar al año. Pero para algunos, los largos tiempos de desplazamiento son una agonía.

Raymond "RJ" Jones, vicepresidente de relaciones con inversionistas en Zillow, pasaba aproximadamente dos horas trasladándose hasta y desde el trabajo. "Vivo en Tacoma, [Washington] y viajaba a Seattle todos los días", contó. "Eso era al menos una hora en el autobús o en el tren en cada sentido, y eso es con tráfico perfecto".

El cambio de trabajo a vicepresidente ejecutivo de finanzas y crecimiento en eXp World Holdings, una compañía de bienes raíces basada en la nube, estuvo motivado en parte por la necesidad de pasar más tiempo con su familia, y puede trabajar desde su hogar desde antes de la pandemia.

Una buena ayuda para conciliar

Una encuesta conjunta de CNBC / Change Research de más de 5,000 votantes en estados decisivos en las elecciones, arrojó que el 47% dijo que el tiempo que normalmente pasarían en desplazamientos ahora lo usan para estar más con su familia. La encuesta, que reunió respuestas entre el 17 y el 18 de abril, también encontró que los empleados han usado el tiempo que ahorran en sus viajes diarios para dormir más, concentrarse en varios pasatiempos e incluso trabajar más.

Laura Hamill, directora de personal y científica de la compañía de software Limeade, es una de las personas que ahora aprecia más las ventajas del teletrabajo.

"Puedo encender el lavaplatos a la mitad del día o puedo apagar el pollo para cocinarlo para una comida posterior”, comentó.

En realidad, la pandemia solo ha acelerado una tendencia creciente. “El comercio electrónico ya era una gran cosa. La entrega de comestibles a domicilio ya era una cosa, y trabajar desde casa ya era una cosa [para algunos]”, opina Savikas. "Es solo que hemos encontrado cinco años de cambio en cinco semanas y eso puede ser un poco desagradable".

El deseo de los estadounidenses no ha pasado desapercibido para el gurú de las inversiones, Warren Buffett, quien considera que tras la pandemia, la demanda de alquiler de espacio de oficinas y espacios comerciales disminuirá significativamente.

 Savikas dice que espera que esta pandemia brinde "una de esas raras oportunidades para repensar radicalmente la forma en que trabajamos y vivimos". Esto incluye, dice, pasar "menos tiempo en automóviles, menos contaminación y una oportunidad para que las personas reclamen algo de flexibilidad y tengan más equilibrio entre la vida laboral y personal".

Artículos relacionados: