El cambio climático amenaza las ruinas de la isla griega de Delos, Patrimonio Mundial de la UNESCO

·2 min de lectura

El cambio climático es quizá la mayor amenaza para la isla sagrada de Delos, en Grecia. Cada invierno que pasa, cada temporada de mal tiempo, destruye un poco más estas inestimables antigüedades.

La arqueóloga Hélène Brun-Kyriakidis, profesora de arqueología griega de la Universidad de la Sorbona, lleva 25 años estudiando la isla y explica que "estos accidentes que se producen aquí muestran el grado de degradación. En esta muralla podemos ver claramente que el mar ha atacado la parte inferior de la construcción y por eso las piedras están todas carcomidas, lo que hace que la construcción sea más frágil y en un momento dado la muralla se derrumba."

En un siglo, el nivel del mar en el Mediterráneo ha subido de medio metro a metro y medio en algunas zonas. Muchos de los monumentos de Delos están ahora a cota cero. Los arqueólogos luchan por salvar las piezas más valiosas.

"Perder estos monumentos es perder un patrimonio, pero también es perder información científica. Al menos podemos salvar la información científica aunque el objeto mismo vaya a desaparecer", se consuela la experta Brun-Kyriakidis.

Miles de turistas llegan diariamente a Delos para admirar las antigüedades y experimentar la rara energía de la isla. Pocos se dan cuenta de que tal vez formen parte de la última generación que viva esta experiencia antes de que el Patrimonio Mundial de la UNESCO quede cubierto por el agua.

"Estamos un poco impactadas al ver lo que está ocurriendo ahora por el calentamiento global y lo que hemos hecho al planeta", dice una turista. Otra se sorprende: "es terrible para la gente que vive a nivel del mar hoy en día, pero nunca pensé en el impacto que podría tener también en sitios tan importantes en la historia de la humanidad".

Kostas Sunolakis, director del Comité Nacional de Medio Ambiente de Grecia, lamenta que "incluso si detenemos toda la actividad humana ahora, el nivel del mar seguirá subiendo. Dos metros significa que se ve la parte superior de las paredes, donde la vegetación está creciendo de nuevo. Todo desaparecerá, todo estará bajo el agua en 2050, eso es seguro, desafortunadamente..."

Delos ha acogido un acto cultural de sensibilización sobre el cambio climático ambientado por una orquesta con solistas de Rusia, Ucrania y países de la Unión Europea interpretando las Cuatro Estaciones de Vivaldi.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente