Calviño quiere acabar con los sueldazos de los banqueros

Eduardo Loren
·Redactor de Economía, El HuffPost
·2 min de lectura
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Los anuncios de CaixaBank y BBVA de realizar despidos masivos han abierto la caja de los truenos. El Gobierno ha instado al Banco de España a encontrar una fórmula para controlar los salarios de los directivos de los principales bancos del país, que están poniendo en marcha importantes reducciones de plantillas.

El Ejecutivo se ha mostrado muy molesto por la decisión de CaixaBank de realizar el mayor ERE de la historia de la banca para despedir a 8.291 trabajadores tras la fusión con Bankia. Por si fuera poco, BBVA ha anunciado este jueves su intención de echar a 3.789 empleados.

La persona encargada de visibilizar públicamente este enfado con el sector bancario no ha sido ningún ministro de Unidas Podemos, sino nada más y nada menos que la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, considerada habitualmente como la más liberal del Gobierno.

“Creo que los salarios y bonus de los ejecutivos bancarios deben estar alineados con la evolución del sector y la economía en su conjunto”, ha asegurado Calviño en una videoconferencia con corresponsales extranjeros, según recogen Bloomberg y Reuters.

Calviño ha manifestado esta inquietud al Banco de España, organismo supervisor de los bancos. “Esta preocupación la hemos expresado al Banco de España y vamos a utilizar todos los instrumentos a nuestra disposición para tratar de encauzar el proceso de la manera que sea lo mejor posible para la evolución económica”, ha afirmado.

“Tendremos que utilizar los distintos instrumentos y, en primer lugar, creo que el Banco de España como supervisor del sector tiene un papel que jugar para encauzar este proceso de la manera más positiva desde el punto de vista de su impacto en la economí...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.