A la espera de la ola de calor el termómetro ya agobia al suroeste peninsular

·3 min de lectura

Madrid, 11 jun (EFE).- Aunque la primera ola de calor del año no comienza oficialmente hasta mañana, las altas temperaturas ya se han dejado sentir hoy, especialmente en el suroeste de la Península y a primera hora de la tarde superaban los 41 grados en Sevilla, según datos de la Aemet.

La jornada había comenzado con siete comunidades autónomas con alertas por altas temperaturas, las más importante de nivel naranja en Extremadura y Andalucía, mientras buena parte del mapa se teñía de color amarillo por el aviso de riesgo en Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y Madrid.

Extremadura ya venía de una noche de las llamadas tropicales, durante la que registró diez de las temperaturas más altas de toda España, con Mérida a la cabeza, donde el mercurio había escalado hasta 33,3 grados.

Mérida ha sido durante todo el día una de las localidades con temperaturas más altas, que llegaron hasta 40,1 grados. Sin embargo a las 17.00, según los datos de la Aemet, la máxima correspondía a Sevilla, con 41,6 grados; seguida Don Benito, donde el termómetro marcaba 41 grados, lo mismo que en su capital, Badajoz.

La estabilidad generalizada y fuerte insolación, junto con la entrada de una masa de aire cálido procedente del norte de África, es la causa del importante ascenso de las temperaturas, mínimas y máximas.

Un ascenso que se experimenta en buena parte de la Península, aunque en Galicia, el área Cantábrica y los Pirineos se salvan de esta situación, lo que ha creado un mapa de contrastes, con temperaturas en esas zonas dentro de los veinte grados.

En Castilla y León, además de temperaturas por encima de la media, se preveía la posibilidad de tormentas a partir de la tarde que podían ir acompañadas de rachas fuertes y de granizo.

A pesar de la agobiantes temperaturas en algunas zonas del sureste peninsular, la ola de calor no llegará hasta mañana y se espera que se mantenga, al menos, hasta el miércoles, aunque podría prolongarse más.

Esta podría ser la ola de calor “más intensa para mediados de junio de, al menos, los últimos 20 años”, según ha señalado en su cuenta de Twitter la Aemet, que hace referencia al Índice de Predicción Extrema (EFI), el cual cuantifica la rareza de un fenómeno extremo, y que “muestra valores muy altos en la mayor parte de la Península”.

Así, desde mañana es muy probable que las temperaturas máximas alcancen los 34 a 36 grados de forma bastante generalizada en el interior peninsular y de Mallorca.

Sin embargo, esos valores se superarán ampliamente en el valle del Guadalquivir, donde se podrían alcanzar entre 40 y 43 grados; en los valles del Guadiana y del Tajo serán de entre 40 y 42, y en el valle del Ebro es probable que se alcancen los 38-41 grados.

En cuando al final de la ola de calor, la Aemet ha señalado que la “incertidumbre es elevada” y aunque podría durar toda la semana, es posible que remita el miércoles. Depende de la evolución de una dana, que se situará al norte de Madeira.

Ante las previsiones de un fin de semana muy caluroso, el Ministerio de Sanidad activó ayer el plan preventivo ante la subida de las temperaturas y recomendó beber mucha agua aún sin tener sed, tomar comida ligera y estar el máximo tiempo posible en interiores o a la sombra.

Para que un episodio de altas temperaturas sea considerado formalmente como una ola de calor se requiere un mínimo de tres días consecutivos en los que al menos el 10 % de estaciones meteorológicas registren valores máximos superiores al 95 % de la serie entre 1971 y 2000.

Una ola de calor depende de su duración en el tiempo, el número de provincias afectadas, las temperaturas máximas registradas y su anomalía: la diferencia entre el valor medio de un lugar determinado y el que se está registrando en ese momento.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente