California da marcha atrás y desacelera la reapertura del estado

LA NACION
·2 min de lectura

WASHINGTON.- El gobernador de California ordenó hoy desacelerar la reapertura del estado ante un vertiginoso aumento de los casos de coronavirus, mientras los dos distritos más grandes del estado en materia de educación, Los Ángeles y San Diego, anunciaron que todo el aprendizaje será solo en línea cuando las clases se reanuden, en unas semanas.

El gobernador del estado, Gavin Newsom, cerró bares y prohibió el funcionamiento en todo el territorio estatal de restaurantes que no estén al aire libre, al tiempo que decidió también el cierre de iglesias, gimnasios y salones de belleza en los condados más afectados.

Coronavirus: un grupo de 83 millonarios exige pagar más impuestos para paliar los efectos de la pandemia

Salas de cata de vino, museos y zoológicos también entran en la lista de esta orden de la gobernación.

Newsom tomó esta decisión en momentos en que los casos de Covid-19 están saturando hospitales en varios condados rurales y en que las infecciones aumentan con fuerza en Los Ángeles y partes del área de la Bahía de San Francisco.

"Estamos volviendo a un modo modificado de nuestra orden de permanecer en casa", dijo Newsom en una conferencia de prensa virtual.

"Seguimos viendo un aumento en las hospitalizaciones en el estado, un modesto aumento en el uso de las unidades de terapia intensiva y el número de camas", indicó el gobernador, quien también destacó un aumento en la tasa de positividad de 20%.

Los Ángeles es el segundo distrito estudiantil más grande de Estados Unidos y junto a San Diego tiene un total combinado de 706.000 estudiantes y 88.000 empleados.

El presidente Donald Trump, que buscará la reelección en noviembre próximo, exigió la reapertura de los centros de educación en todo el país para que se realice el aprendizaje presencial en el otoño boreal.

Su equipo de campaña considera que la reapertura de la educación es necesaria para la recuperación económica, especialmente considerando los padres que trabajan con niños pequeños en casa.

Temor en Tokio: los cheques para enfermos de coronavirus podrían incentivar el contagio

Florida, Arizona, California y Texas se han convertido en los nuevos epicentros de la pandemia en Estados Unidos.

Las infecciones han aumentado rápidamente en aproximadamente 40 de los 50 estados del país en las últimas dos semanas, según un análisis de la agencia Reuters.

A pesar de los casi 28.000 nuevos casos de Covid-19 en los últimos dos días, Florida no ha anunciado nuevas medidas, como la obligación de usar mascarillas en todo el estado, y Disney World, en Orlando, sigue abierto.

Agencias ANSA y Reuters