Cajas con platos Michelin para las cenas de empresa y familias en Navidad

Agencia EFE
·4 min de lectura

Madrid, 22 nov (EFE).- Sin posibilidad de celebrar las comidas de empresa navideñas y con pocas perspectivas de que las reuniones familiares puedan ser tan numerosas como solían, los restaurantes han vuelto a movilizarse para ofrecer alternativas de calidad en casa o regalos gastronómicos más originales que las cestas.

"No es un 'delivery' y ha llegado para quedarse", dicen a Efe los gemelos Javier y Sergio Torres, de Cocina Hermanos Torres, con dos estrellas Michelin en Barcelona, del que han seleccionado "los mejores platos" para enviarlos a todo el país en tres cajas distintas "a modo de regalo o para el disfrute propio".

En su interior, menús para dos personas y una botella de vino o cava, además de unas pinzas de emplatado, la minuta firmada por ambos y un vídeo con las instrucciones para dar el último toque a platos como la lubina con caviar de algas y verduras, sus famosos canelones de la abuela Catalina, meloso de ternera con castañas o tarta de limón.

"Hay empresas que las regalan por Navidad para sus mejores clientes o para sus empleados. Otras las encargan para hacer la cena de empresa desde diferentes puntos conectándose todos a la vez e incluso nos han pedido que nos conectemos para compartir un rato con ellos", señalan los Torres.

Quique Dacosta, del triestrellado restaurante que lleva su nombre en Denia (Alicante), ha diseñado un servicio especial navideño dentro de su línea de comida a domicilio, sólo disponible en la capital valenciana y zonas limítrofes y Denia.

Las cajas están pensadas para las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad y Nochevieja y propone llenarlas con su ventresca de atún curada, gambas rojas de Denia, bogavante asado con gratén de erizos, lubina al hojaldre rellena de pistachos y carabineros o pastela de paletilla de cordero.

Algunos de los aperitivos más famosos de elBulli llegan ahora a casa en un cofre gracias a la alianza entre el cocinero Albert Adrià y Dom Pérignon. Se trata de una edición limitada que contiene una botella de Vintage 2010, dos copas y los ochenteros "skacks", como el cristal de yuzu, la galleta de maíz lyo o las ruedas infladas de azafrán.

Los asturianos Esther y Nacho Manzano, con dos estrellas Michelin en Casa Marcial (Asturias) también preparan cajas, en este caso para dos o cuatro personas, con algunos de sus clásicos envasados al vacío y listos para calentar: "Tienen un contenido y formato ideal tanto para disfrutar a domicilio como para celebraciones o como regalo particular o de empresa".

Las afamadas croquetas de Esther, el pitu de caleya (pollo asturiano criado en libertad), arroz con pitu, la fabada y el arroz con leche son algunos de los platos incluidos en sus tres cajas, que envían a cualquier punto de España.

Casa Gerardo, con una estrella Michelin también en Asturias, quiere estar en casa estas Navidades con tres cajas con "una combinación de nuestros platos emblemáticos y una selección de productos que hemos hecho con los mejores de cada disciplina", detalla a Efe el cocinero Marcos Morán.

Pensado para "regalarse a sí mismo o a otros", no faltan los bocadillos crujientes de queso asturiano, la terrina de hígado de pato trufada, el redondo de ternera o su famosa fabada, además de postres de Pomme Sucre, caviar, ibéricos y cócteles de Varsovia Bar. El sumiller de Casa Gerardo, Daniel González, plantea además una selección de vinos para acompañar estos menús navideños.

Los hermanos María Li Bao y Felipe Bao, de China Crown (Madrid), sugieren viajar al país asiático en estas nuevas cenas de empresa y familiares por Navidad llevando a todo el país su plato estrella y emblema de la cocina imperial china: el pato Beijing, acompañado con su tradicional guarnición de crêpes, puerro y membrillo de goji.

Otra opción de regalo gastronómico para enviar a la Península en lugar de las tradicionales cestas es la de Nino Redruello, del Grupo La Ancha (Madrid y Barcelona), con Armando Maker, una caja de madera que contiene todo lo necesario para elaborar su conocido escalope Armando, incluido un vídeo con instrucciones.

Además de varios entrantes y un postre (la famosa tarta de queso de Fismuler), contiene dos filetes crudos de tapa de ternera blanca nacional, una espalmadera de hierro personalizada con las iniciales del interesado, huevos cocinados a baja temperatura y aceite de trufa negra para dar un toque festivo a un escalope que, además, colabora económicamente con la Asociación de Hemofilia de la Comunidad de Madrid.

Y para regalar a los amantes del dulce, Espaisucre (Barcelona) lanza para estas Navidades y coincidiendo con su 20 aniversario EspaisucreBOX, una caja de edición limitada con "trufacake", turrón mediterráneo, turrón chocofresa o galletas "irish".

Pilar Salas

(c) Agencia EFE