La caja B del PP existió: estos párrafos de la sentencia de la Audiencia lo dejan claro

·5 min de lectura
Pablo Casado y Mariano Rajoy, en un acto. (Photo: NurPhoto via Getty Images)
Pablo Casado y Mariano Rajoy, en un acto. (Photo: NurPhoto via Getty Images)

El silencio en la sede del PP es atronador y, paradojas de la vida, los ecos de las obras de reforma de Génova 13 todavía resuenan entre sus muros.

El partido de Pablo Casado calla tras conocerse la segunda condena por corrupción a la formación por la trama Gürtel, esta vez, por las obras en las oficinas centrales del PP.

La Audiencia Nacional considera responsable civil subsidiario al partido por defraudar 123.669 euros en el impuesto de sociedades en 2007.

Pero lo fundamental de la sentencia no está sólo en la condena, sino en lo que se conocen como “hechos probados” que relata el auto y en los que se deja clara la veracidad de una contabilidad paralela en el PP. Es decir, la famosa ‘caja B’.

Esa que el PP tanto ha negado por activa y por pasiva desde que comenzaron a publicarse las primeras informaciones sobre Luis Bárcenas, extesorero del partido, y sus famosos ‘papeles’, los apuntes contables donde detallaba los ingresos en dinero negro procedentes de donaciones privadas.

Lo hicieron los expresidentes Mariano Rajoy y José María Aznar, expresidentes del partido y del Gobierno, cuando tuvieron que declarar ante la Audiencia Nacional por la financiación irregular del PP.

Y también otros dirigentes de primera fila del partido, como María Dolores de Cospedal, secretaria general con Rajoy, o los exministros Federico Trillo y Rodrigo Rato que, como los expresidentes, o negaron la mayor o dijeron desconocer tal contabilidad paralela.

Por negar la caja B, la negó hasta un joven Pablo Casado en 2017, entonces vicesecretario de Comunicación, quien defendió “en todo momento la honorabilidad de la dirección del partido” y negó las acusaciones vertidas por Bárcenas en sus declaraciones judiciales.

Sin embargo, cuatro años después, ya como líder del partido, aseguró estar “harto” de tener “que responder de algo de lo que no tenemos ninguna información”.

Pero la sentencia de la Audiencia Nacional es muy clara respecto a la existencia de la caja B y lo expresa en varios párrafos con una gran contundencia.

En ellos, entre otras cosas, el auto habla de Bárcenas, no como el urdidor único de esta contabilidad paralela, sino como “mero custodio” del dinero negro.

El tercer párrafo del apartado de “hechos probados” que recoge la sentencia no puede ser más rotundo:

“En el período en que el acusado D. Luis Bárcenas ocupó los cargos de Gerente y Tesorero gestionó los fondos en metálico aportados a la formación política Partido Popular como donaciones privadas a través de una contabilidad paralela -contabilidad B- de cuyo ingreso y gasto no se dejó constancia en la contabilidad oficial ni por tanto fueron fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas”.

Más adelante, la sentencia habla de los llamados ‘papeles de Bárcenas’ y dice lo siguiente:

“Reflejan acontecimientos cuya realidad ha quedado acreditada, como los traspasos a las cuentas de donativos oficiales, entregas de dinero a determinadas personas vinculadas con el Partido Popular o los pagos por las obras de reforma de la sede central de la referida formación política en la Calle Génova, 13 de Madrid. El dinero, siempre en efectivo y ajeno a todo control del departamento de contabilidad y del cajero del partido, se guardaba en una caja fuerte ubicada en el despacho de D. Luis Bárcenas”.

En el apartado referido específicamente a la reforma de la sede del PP, la sentencia relata cómo por un lado la empresa UNIFICA, encargada de las obras y también condenada en el proceso, hacía una contabilidad oficial, mientras paralelamente existía una opaca al fisco.

Así lo expresan los magistrados, que señalan a Bárcenas:

“De forma paralela a la anterior dinámica de funcionamiento en relación a la facturación y el pago de tales obras, se convino de común acuerdo por el acusado D. Luis Bárcenas, como Gerente de PP, y D. Gonzalo Urquijo, en representación de UNIFICA, que una parte de los pagos correspondientes a dichas obras serían abonados con los fondos B que aquel gestionaba, pactándose la aplicación de un descuento por parte de UNIFICA de entre un 7% y un 8% del importe de los trabajos abonados con tales fondos, con el consiguiente ahorro tanto para el PP como para UNIFICA en el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, acuerdo conocido y aceptado por la socia y también administradora mancomunada de dicha sociedad, Dña. Belén García García”.

Por supuesto, esto quedaba al margen del Tribunal de Cuentas, tal y como recoge la sentencia en este párrafo:

“De este modo, en la contabilidad oficial del PP remitida al Tribunal de Cuentas figuraron únicamente las cantidades correspondientes a las facturas emitidas por UNIFICA desde el año 2005 a 2011, ocultándose por el contrario al control y la fiscalización del Tribunal de Cuentas la totalidad de los pagos no facturados efectuados por las diversas obras de remodelación al margen de la facturación y contabilización oficial y con fondos en metálico que fueron satisfechos a UNIFICA a través de su responsable como administrador mancomunado D. Gonzalo Urquijo, lo que a su vez le permitió a esta empresa ocultar a la Hacienda Pública la percepción de los referidos pagos en B, eludiendo sus correspondientes obligaciones tributarias”.

La conclusión de los jueces es clara:

“Ha quedado acreditado que las obras de reforma de la sede del PP se abonaron parcialmente con pagos en B por importes de 184.000 euros (en 2006) y 195.000, 258.000, 235.000 y 200.000, que suman 888.000 euros en 2008, en total 1.072.000 euros”.

Pagos en B abonados por el PP para la reforma de su sede en Madrid. (Photo: EL HUFFPOST)
Pagos en B abonados por el PP para la reforma de su sede en Madrid. (Photo: EL HUFFPOST)

Y por si había dudas, sobre la caja B la sentencia afirma lo siguiente:

“El acusado Sr. Bárcenas, en su declaración como imputado el 15 de julio de 2013, aportó sus anotaciones manuscritas y digitales originales en relación a los fondos en metálico recibidos en el PP no contabilizados, y realizó un relato amplio y detallado respecto a la llevanza y gestión de los fondos en metálico recibidos como donaciones privadas en el Partido Popular, así como su destino, siendo el más importante los pagos en B a UNIFICA de parte de las obras de la sede del PP que él gestionó, en el que asumió su responsabilidad e identificó al resto de partícipes”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente