CaixaBank quiere despedir a 8.291 empleados, el mayor ERE de la historia de la banca

Eduardo Loren y Antón Parada
·2 min de lectura

undefined

Una de las sucursales de CaixaBank (Photo: SOPA Images/LightRocket via Gett)
Una de las sucursales de CaixaBank (Photo: SOPA Images/LightRocket via Gett)

Una fusión empresarial siempre conlleva despidos, pero esta vez son masivos. La dirección de CaixaBank ha comunicado este martes a los sindicatos su intención de poner en marcha el mayor expediente de regulación de empleo (ERE) de la historia de la banca en España tras absorber a Bankia.

La entidad financiera —la más importante de España— quiere despedir a 8.291 trabajadores, el 18% de la plantilla, y cerrar 1.534 oficinas en el país, un 27% de la red. Ningún banco había realizado nunca un despido colectivo tan grande. 

Comienzan las negociaciones

Los sindicatos esperan poder rebajar esta cifra durante las negociaciones, ya que calculaban que el ajuste se situara entre los 7.000 y 8.000 afectados. Sin embargo, la cifra supera esa barrera psicológica de los 8.000 trabajadores.

El ERE afectará principalmente al personal que trabaja en las oficinas. Antes de la fusión, CaixaBank contaba con 4.515 oficinas, de las que 3.846 están en España, y 35.569 empleados en marzo de 2020. Por su parte, Bankia tenía 2.267 oficinas y 15.947 trabajadores en junio de 2020.

El ajuste de 8.291 empleados se repartirá entre 5.742 en la red de oficinas, 1.148 en los servicios centrales, 463 en los servicios centrales de las distribuidos en los territorios, 250 en las direcciones territoriales, 630 de empresas filiales y 58 personas en excedencia.

El banco pretende que la mayor parte de los despidos se lleven a cabo mediante salidas voluntarias de trabajadores y prejubilaciones. La intención de CaixaBank es que exista un balance para que no todos los despidos se concreten en el personal de mayor edad: solo el 50% de los trabajadores despedidos podrán superar los 50 años.

La dirección del banco ha comunicado a los sindicatos un compromiso para poner en marcha un plan de recolocación para que aquellos empleados que abandonen la entidad encuentren trabajo en un breve periodo de tiempo. 

Un sector en plena ola de despidos

El sector financiero está llevando a cabo procesos de despidos colectivos en España para reducir los costes debido a la caída de ingresos sufrida en los últimos años. Las entidades financieras están negociando expedientes que afectarán a más de 18.000 trabajadores.

Además de CaixaBank, otro de los grandes bancos que anunciará en breve un ERE será BBVA, donde se espera que el número de despedidos supere los 3.000 empleados.

A estas dos entidades, hay que sumar otros tres despidos colectivos: aproximadamente 1.500 salidas tras la fusión de Unicaja Banco y Liberbank, otros 3.500 despidos en Santander y unos 1.875 trabajadores de Sabadell.

También te puede interesar:

VIDEO | CaixaBank, el gigante español

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.