Los "caganers" de Rosalía y Greta Thunberg llegan a los belenes esta Navidad

Con trenzas de adolescente y su look de chica comprometida, el "caganer" de la sueca Greta Thunberg es uno de los reclamos de los mercadillos navideños. EFE/David Borrat/Archivo

Barcelona, 4 dic (EFE).- Si no tienes un "caganer" con tu rostro en la feria navideña de Santa Llúcia de Barcelona has de dudar de tu fama, algo que no han de temer ni la cantante Rosalía ni la joven activista climática Greta Thunberg, a las que este año han dedicado dos de estas escatológicas figuritas, típicas de los belenes catalanes.

Con su pelo recogido en una cola de caballo y vestida con un corpiño negro ajustado, la figurita de Rosalía acuclillada mientras hace sus necesidades mayores es una de las "novedades" que la empresa gerundense Caganer.com, especializada en esta atípica artesanía, ha presentado en la campaña de este año.

Junto a ella, con unas trenzas de adolescente y su look de chica comprometida, el "caganer" de la sueca Greta Thunberg es otro de los reclamos de los mercadillos navideños, como el instalado enfrente de la Catedral de Barcelona, donde están despertando la curiosidad y las risas de muchos visitantes.

Más allá de su "confirmación belenística", Rosalía y Greta coinciden esta semana en su protagonismo en la actualidad española, la de Sant Esteve Sesrovires por el doble concierto que dará en el Palau Sant Jordi de Barcelona, y la segunda por su participación en la Cumbre del Clima que está celebrándose en Madrid.

"Ésta es Greta Thunberg, que por cierto no sé qué hace en Lisboa, debería estar en el colegio", se ríe una joven ante el puesto de Caganer.com señalando la caricatura navideña de la adolescente sueca de 16 años, que llegó ayer a la capital lusa para viajar desde allí, vía terrestre, a Madrid.

Por otro lado, aunque la figurita de la polifacética cantante de "El mal querer" es una de las más demandadas, no todos están muy de acuerdo con su parecido con el modelo de carne y hueso: "¿Rosalía?, de verdad, está muy mal hecha ¿no?", afirma la misma posible cliente con su reproducción entre sus manos, mientras decide cuál se llevará a casa.

El "caganer" es una figurita típica de los nacimientos catalanes que tradicionalmente representa a un personaje con barretina (y pipa) que defeca agachado medio oculto en un rincón del pesebre, y que en las últimas décadas ha mutado para tomar la identidad de personajes famosos, deportistas, políticos, artistas, líderes religiosos y cualquier fenómeno mediático que se precie.

Este año, además de las ya citadas, otro famoso que se ha unido a este selecto club es el primer ministro británico, Boris Johnson, con su característico pelo platino, o un "caganer" genérico dedicado a la serie "La casa de papel", vestido con un mono rojo y con una careta con el rostro de Dalí (recurso estilístico que contó con la oposición de la Fundación Dalí), entre otra treintena de novedades.

El diseñador de todas estas "obras, Marc Alós, explicaba a EFE desde uno de los tenderetes que tiene en el mercado de Santa Llúcia que en todo este tiempo se han hecho con un fondo de armario de más de quinientas referencias, en el que, por supuesto, no faltan Messi, el Papa Francisco, y todos los políticos del arco parlamentario español.

"Nos guiamos desde la opinión que me dan mis hijos, que me orientan sobre los que tengo que hacer para los niños de su edad, la actualidad, las personas que nos escriben desde internet, viendo los cambios políticos que se producen tanto nacional como internacionalmente o fijándonos en las nuevas estrellas de la cultura como Rosalía para sumarse a nuestra colección", señala el diseñador de Caganer.com.

Por S.Andreu