Caen en Moldavia restos de un misil ruso derribado por las fuerzas ucranianas y aumenta la inseguridad en la zona

Soldado ucraniano disparando un mortero. (Photo: via Associated Press)
Soldado ucraniano disparando un mortero. (Photo: via Associated Press)

Soldado ucraniano disparando un mortero. (Photo: via Associated Press)

Restos de un misil derribado este lunes por las fuerzas ucranianas han caído en el distrito moldavo de Ocnita, cerca de la frontera común, sin que se hayan registrado víctimas aunque sí algunos daños materiales, principalmente por la destrucción de varias ventanas en viviendas.

Los restos impactaron al norte de la localidad de Naslavcea, junto al río que delimita el territorio entre Ucrania y Moldavia. El Ministerio del Interior moldavo ha confirmado en un comunicado que la zona ha quedado acordonada para evitar posibles riesgos.

Daños en la infraestructura. (Photo: MINISTERIO DEL INTERIOR DE MOLDAEuropa Press)
Daños en la infraestructura. (Photo: MINISTERIO DEL INTERIOR DE MOLDAEuropa Press)

Daños en la infraestructura. (Photo: MINISTERIO DEL INTERIOR DE MOLDAEuropa Press)

Las autoridades ucranianas han explicado a las del país vecino que respondieron a un ataque con drones sobre una presa. El ataque no provocó daños en esta infraestructura, pero sí en los transformadores eléctricos que permiten el correcto funcionamiento de las instalaciones, según el Gobierno moldavo.

El Ministerio de Defensa de Moldavia ya había denunciado este mes que varias aeronaves rusas habían violado el espacio aéreo, supuestamente también durante una serie de operaciones en la zona.

El departamento de Exteriores, por su parte, ha acusado a las fuerzas rusas de violar el Derecho Internacional con sus constantes ataques sobre la infraestructura civil de Ucrania, en particular la energética. Asimismo, ha afirmado que incidentes como los de este lunes acrecientan la inseguridad en toda la zona.

Por su parte, Ucrania ha asegurado que las tropas rusas han usado el espacio aéreo de Moldavia en los ataques masivos lanzados este lunes contra infraestructuras críticas que han dejado cientos de poblaciones sin electricidad en siete regiones del país

“Rusia ha disparado hoy más de 50 misiles sobre Ucrania durante la visita de un líder extranjero y ha violado el espacio aéreo de otro estado”, ha afirmado el portavoz del presidente Volodímir Zelenski, Serheii Nikiforov.

... Y Noruega se protege

El Gobierno de Noruega ha elevado el nivel de alerta de las Fuerzas Armadas para reforzar las tareas de vigilancia y prevención en las infraestructuras e instalaciones consideradas clave, ya que el primer ministro, Jonas Gahr Store, considera que la guerra en Ucrania obliga a estar “más atentos”.

El mandatario ha aclarado que no hay indicios de que Rusia quiera involucrar de alguna manera a Noruega en el conflicto, pero ve necesario extremar las precauciones y proteger, por ejemplo, las redes de suministro de energía hacia otros puntos de Europa, informa la cadena NRK.

Noruega se ha convertido en el principal suministrador europeo de gas natural tras las medidas adoptadas en los últimos meses sobre Rusia. La red continental de gas ya fue objeto en septiembre de un grave sabotaje por una serie de explosiones en los gasoductos Nord Stream, en el mar Báltico.

Las fuerzas de seguridad noruega han detenido en las últimas horas a varios ciudadanos rusos por volar drones y, con el nuevo plan, está previsto que las Fuerzas Armadas dejen a un lado parte de sus maniobras y entrenamientos para concentrarse en otras actividades teóricamente más indispensables a corto plazo, como la vigilancia marítima.

“La creciente tensión hace que estemos más expuestos a amenazas”, ha reconocido el primer ministro, que ha defendido la necesidad de que “todos los países de la OTAN” estén ahora “más vigilantes”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR