Cada 30 minutos muere un sanitario por coronavirus

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
Unas sanitarias se abrazan en el homenaje a un colega fallecido de Covid-19 en el Severo Ochoa de Madrid. (Photo: SUSANA VERA / REUTERS)
Unas sanitarias se abrazan en el homenaje a un colega fallecido de Covid-19 en el Severo Ochoa de Madrid. (Photo: SUSANA VERA / REUTERS)

La pandemia de coronavirus se ha cobrado la vida de al menos 17.000 profesionales de la salud en el último año, según un nuevo estudio de Amnistía Internacional, Internacional de Servicios Públicos (ISP) y UNI Global Union, en el que estas organizaciones instan a adoptar medidas urgentes para acelerar la vacunación de millones de profesionales sanitarios de primera línea en todo el mundo.

Esta advertencia llega en un momento en el que las “desigualdades” en el acceso a la vacuna a nivel mundial no dejan de aumentar. Hasta la fecha, más de la mitad de las dosis disponibles en todo el mundo se han administrado en tan sólo 10 países ricos en los que vive menos del 10 por ciento de la población mundial mientras que, en más de 100 países, aún no han vacunado ni a una sola persona.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Dado que muchos de los países más pobres van a recibir sus primeros lotes de vacunas en las próximas semanas y meses, las organizaciones han pedido a los gobiernos que incluyan a todo el personal sanitario de primera línea en sus planes de distribución a todo el personal sanitario de primera línea, como los y las profesionales que en muchos casos han sido ignorados durante la pandemia, por ejemplo personal de limpieza, personal de salud comunitaria y personal de servicios sociales, a fin de salvar vidas y garantizar condiciones laborales seguras.

“Cada 30 minutos muere de Covid-19 un trabajador o trabajadora de la salud. Es una tragedia y una injusticia. El personal sanitario de todo el mundo ha arriesgado su vida para intentar protegernos frente a la Covid-19 y, sin embargo, en demasiados casos lo han hecho sin contar con protección alguna, y han pagado el peor precio por ello”, ha dicho el director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional, Steve Cockburn.

El personal sanitario de todo el mundo ha arriesgado su vida para intentar protegernos frente a la Covid-19 y, sin embargo, en demasiados casos lo han hecho sin contar con protección alguna, y han pagado el peor precio por ello Steve Cockburn, director de Justicia Económica y Social de Amnistía Internacional

Los gobiernos, prosigue, deben garantizar ...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.