"Cabify no puede entrar como elefante en una cacharrería en una ciudad"

El conductor de esta furgoneta cobraba 150 euros por llevar a ocho personas contactando con los clientes por internet. La tarifa impuesta por este otro taxi clandestino era de 15 euros por viajero, casi siempre turistas que recogía en la estación del AVE. Según Juan Carlos Cabrera, delegado de movilidad del Ayuntamiento de Sevilla se trata de "actuaciones irregulares" de particulares con vehículos sin licencia y con tarjetas falsificadas, lucrándose durante la Feria, la "semana grande del taxi en Sevilla", advierte Fernando Morales, presidente de la Unión sevillana del Taxi. Unos días en los que también ha irrumpido con gran polémica Cabify, muy criticado por las asociaciones de taxistas. "No puede entrar uno como elefante en cacharrería en una ciudad", asegura Miguel Ruano, presidente de la federación Andaluza del Taxi. Un servicio legal pero al que los taxistas acusan de prácticas ilegales. Tensión al volante por un gran negocio demasiado ocupado.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines