Caídas de las bolsas europeas tras el repunte de los bonos y a la espera de Powell

Estrategias de Inversión
·5 min de lectura
Caídas de las bolsas europeas: repunte de los bonos y  Powell
Caídas de las bolsas europeas: repunte de los bonos y Powell

Las bolsas europeas inician la sesión del jueves en rojo, lastradas por la fuerte caída que han experimentado esta madrugada las bolsas asiáticas y ayer tanto el S&P 500 como, sobre todo, el Nasdaq Composite, índice que desde sus recientes máximos ha cedido ya el 7,8%, por lo que le queda poco para entrar en fase correctiva (caída de más del 10% desde su último máximo

Durante la sesión, el comportamiento de los bonos y de sus rentabilidades se convertirán, un día más, en la principal referencia para los inversores en renta variable, determinando, además, el comportamiento de los distintos sectores en las bolsas.

“A corto plazo, todo parece indicar que las bolsas europeas y estadounidenses van a seguir “bailando al son que toquen los bonos”, al menos hasta que los bancos centrales dejen clara cuál es su postura al respecto y si van a utilizar su “capacidad de fuego” para estabilizar los mercados de renta fija”, indican los analistas de Link Securities.

Es posible, que hoy el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, que participa esta tarde en una conferencia organizada por The Wall Street Journal (WSJ), intente calmar a los inversores adelantando cuáles son las intenciones de la Fed en este sentido.

El Dax cae un 0,49%; el FTSE 100, un 0,50%, el Cac 40, un 0,44% y el FTSE 100 Mib, un 0,37%. El Euro Stoxx 50 recorta un 0,50%.

Las bolsas europeas, a la espera de Powell

La reaparición de la preocupación por el aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses afectaba a las bolsas de todo el mundo el jueves, mientras los inversores esperan para comprobar si el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, aborda las preocupaciones sobre el riesgo de un rápido aumento de los costes de los préstamos a largo plazo.

El espectro del aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses también castigaba a los activos de bajo rendimiento utilizados como refugio en momentos de turbulencias, como el yen, el franco suizo y el oro.

Los bonos del Tesoro estadounidense de referencia a 10 años subían hasta el 1,477% dirigiéndose de nuevo hacia el máximo de un año, en el 1,614%, alcanzado la semana pasada por las apuestas sobre una fuerte recuperación económica ayudada por las medidas estatales de estímulo y los avances en los programas de vacunación.

"No está claro cómo quiere la Fed tratar los rendimientos de los bonos", dijo Hirokazu Kabeya, estratega jefe mundial de Daiwa Securities. "El ritmo de las subidas de los rendimientos ha sido mucho más rápido de lo que la mayoría esperaba y se especula con que las autoridades podrían estar empezando a pensar en endurecer su política".

El Libro Beige de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, documento que proporciona una evaluación de la economía detallada por los doce bancos centrales regionales estadounidenses con información recopilada antes del pasado 22 de febrero, refleja un renovado optimismo entre las empresas del país debido al avance en la campaña de vacunación contra el Covid-19.

El documento, publicado este miércoles, indica que la actividad económica del país se expandió "modestamente" en las últimas semanas en la mayoría de distritos del país. No obstante, la mayoría de empresas "permanece optimista" con respecto a las perspectivas para los próximos 6 o 12 meses debido que las vacunas del Covid-19 son más ampliamente distribuidas.

Caídas de las bolsas europeas tras los descensos de Wall Street

Wall Street cerró ayer en rojo y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, bajó un 0,39% arrastrado por algunas de las tecnológicas más grandes del mercado, que han sufrido ventas al subir los rendimientos de la deuda pública. El selectivo S&P 500 retrocedió un 1,31% y el Nasdaq OMX cayó un notable 2,70%.

El euro avanza frente al dólar y se intercambia a 1,205 billetes verdes.

Los precios del petróleo esperan la reunión de la OPEP+ con subidas. El petróleo Brent de referencia en Europa sube un 1,05%, hasta los 64,73 dólares por barril, al tiempo que el WTI repunta un 0,86%, hasta los 61,80 dólares.

Los miembros del cártel decidirán si proceden o no a modificar sus actuales recortes de producción. Los mercados daban por hecho que a partir de abril este grupo de productores incrementaría su producción en 500.000 barriles al día y que Arabia Saudita, que hace un par de meses redujo su producción de forma voluntaria en 1 millón de barriles al día, también aumentaría la suya.

No obstante, la OPEP+ optaría optar por mantener un mes más sus recortes de producción, algo que, junto a la fuerte caída de los inventarios de gasolinas y productos derivados del petróleo en EEUU, consecuencia de las fuertes tormentas de nieve que han paralizado algunas refinerías del sur del país, impulsó ayer con fuerza el precio del crudo.

Por último, continúa la temporada de resultados de cotizadas europeas con las cuentas de Thales Deutsche Lufthansa, Merck, Vonovia, CRH, argenx, Norwegian Air Shuttle, Aviva, Manchester United o Schroders.

Vivendi se anotó un beneficio neto atribuido de 1.440 millones de euros en el conjunto de 2020, lo que equivale a un descenso del 9,1% en comparación con las ganancias del año anterior, según las cuentas anuales que ha publicado este miércoles la empresa. El descenso en el resultado neto se ha debido al impacto de los atípicos financieros, que supusieron un cargo negativo de 589 millones de euros en 2020, frente a los 65 millones de 2019.

Por otro lado, la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania (BaFin) ha impuesto una moratoria sobre las actividades de Greensill Bank, que prohíbe a la entidad llevar a cabo disposiciones y pagos, ante el "riesgo inminente de que el banco se endeude en exceso", ha anunciado el supervisor germano. Además, BaFin ha ordenado el cierre del banco para el desarrollo de negocios con los clientes y ha prohibido aceptar pagos que no estén destinados a reembolsar deudas a Greensill Bank.