Estoy hasta el c*ño de estar cansada

·2 min de lectura

Estoy cansada, joder.

Estoy cansada de estar cansada.

Estoy cansada de estar tan cansada de que me tengo que ir pronto a la cama para, al final, pasar horas mirando el techo por la noche.

Estoy cansada de no tener tiempo para disfrutar con mi marido ni para hablar de algo que no sea la pandemia.

Estoy cansada de andar por ahí evitando riesgos a todas horas.

Estoy cansada de dudar sobre si las cosas que les pasan a mis hijos tienen que ver con la pandemia o no.

Estoy cansada de las personas egoístas.

Estoy cansada de las personas imbéciles.

Estoy cansada de las personas vagas.

Estoy cansada de tener hambre.

Estoy cansada de cabrearme con desconocidos.

Estoy cansada de mis hijos.

Estoy cansada de que mis hijos aún no puedan ponerse la vacuna.

Estoy cansada de hablar de las nuevas variantes.

Estoy cansada de beber para calmar mi sufrimiento.

Estoy cansada de vivir en el día de la marmota.

Estoy cansada de decir “Ya está, lo dejo” y, por supuesto, no dejarlo.

Estoy cansada de preocuparme por el coronavirus persistente y por las cosas que aún no sabemos de este virus.

Estoy cansada de trabajar desde casa y que me interrumpan mis hijos con preguntas insustanciales.

Estoy cansada de mirarme al espejo y ver cómo me está envejeciendo todo este estrés.

Estoy cansada del día a día.

Estoy cansada de planificar vacaciones en mi mente para después recordar que todavía no es seguro para mis hijos.

Estoy cansada de ver arder el mundo y ser consciente de que el futuro de mis hijos está en peligro.

Estoy cansada de preocuparme de que mis hijos nunca lleguen a escribir ni a hacer matemáticas al nivel al que deberían.

Estoy cansada de preocuparme de que, dentro de varios años, las repercusiones sociales y emocionales afectarán a todos estos niños de innumerables formas.

Estoy cansada de no sentirme apoyada, no por mi marido o mi familia, sino por la sociedad.

Estoy cansada de que no tengamos una hoja de ruta para salir de esta crisis... o que sí la tengamos, pero mucha gente la ignore.

Estoy cansada, joder.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente