La cárcel de Zaballa, un centro con 720 celdas donde ya están los disidentes de la 'Vía Nanclares'

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La cárcel elegida por el colectivo de presos de ETA para ser acercados al País Vasco es el centro penitenciario de Zaballa (Álava), dotado con 720 celdas --lo que da capacidad para más de 1.000 reclusos--, y donde ya se encuentran los disidentes de la banda terrorista acogidos a la denominada 'Vía Nanclares'.

Esta prisión, inaugurada oficialmente el 21 de septiembre de 2011, sustituyó a la vieja cárcel de la localidad de Nanclares de Oca, también en Álava. Ese fue el lugar en el que el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, tras el fracaso de su negociación con ETA, trasladó a los presos de la banda que rompían públicamente con la organización y a cambio se incluían un proceso de reinserción accediendo con el tiempo a beneficios penitenciarios, progresiones de grado e incluso excarcelaciones.

Para ello, esta veintena aproximadamente de internos críticos y expulsados de la organización tuvieron que romper con su pasado y en la mayoría de casos mediante la firma de un escrito en el que además rechazaban su trayectoria criminal y pedían perdón a las víctimas. Ahora, el grueso del colectivo de presos de ETA (EPPK en sus siglas en euskera) piden ser llevados al mismo lugar, aunque afirman que no van a negar "lo que son".

En términos de capacidad, la cárcel de Zaballa podría acoger a todos los presos de ETA que actualmente cumplen condena o se encuentran en prisión preventiva repartidos por las distintas cárceles españolas. Según los últimos datos de enero ofrecidos por las plataformas de apoyo a los presos etarras, recogidos por Europa Press, son 399 los internos etarras en España (a los que hay que sumar cerca de un centenar en Francia).

PUBLICIDAD