La cárcel de Soria, la más moderna de España, busca dar oportunidades a los reos

·3 min de lectura

Soria, 16 jul (EFE).- El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha inaugurado esta mañana el nuevo centro penitenciario de Soria que es, según ha indicado, el más moderno de España y supone un salto cualitativo para conseguir la reinserción social de los internos y devolverlos a la sociedad como mejores personas de lo que eran cuando ingresaron, ha declarado.

Esta nueva cárcel, ya que se contempló en el Plan Específico de Soria (PAES) en 2005 y cuya puesta en servicio se ha demorado una década sobre la fecha prevista inicialmente, está pensada para facilitar la reinserción social frente al "arcaico modelo penitenciario", ha explicado el ministro.

El centro llevaba desde 2014 terminado pero se mantuvo cerrado y en desuso desde entonces, una decisión que el ministro ha criticado.

Cuenta con 684 celdas dobles repartidas en once módulos residenciales, además de los edificios comunes de comunicaciones, enfermería, módulo deportivo-cultural, cocina o panadería.

Así, el nuevo centro facilita a los internos el acceso a la educación, cultura, deporte, formación profesional y el empleo mientras cumplen condena. Entre las principales novedades se encuentran los cuatro talleres productivos y la división de los muelles de carga para facilitar la labor de las empresas externas que en la actualidad dan trabajo a la práctica totalidad de la población penada.

El nuevo centro penitenciario abrirá inicialmente dos de sus ocho módulos disponibles, en un traslado progresivo desde la antigua cárcel de Soria.

Con la inauguración de Soria, ya son 27 los llamados ‘centros-tipo’ construidos por la Administración General del Estado desde 1995. Estos centros cuentan con un diseño urbano y modular. Son pequeñas ciudades pensadas para dar respuesta a las necesidades de las personas privadas de libertad y facilitar su proceso de reinserción.

Grande Marlaska, que ha reconocido que el nuevo centro penitenciario ha sido reclamado durante los últimos años por la sociedad soriana, ha asegurado que ignora los motivos por los que el Gobierno anterior -el popular de Mariano Rajoy-, mantuvo el edificio cerrado y en desuso desde 2014 tras terminarse las obras.

"Lo que sí sé es que desde el primer día para mí fue una prioridad ponerlo en funcionamiento por responsabilidad en la gestión pública. Sobre todo porque es un poderosos instrumento de mejora de la dignidad y calidad de vida de las personas privadas de libertad", ha apuntado.

La presidenta de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado, Mercedes Gallizo, ha señalado que la obra ha tenido muchos retrasos y que han sido los gobiernos socialistas los que han marcado la modernización del sistema penitenciario español.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, ha recalcado que con la apertura de este centro se deja atrás el viejo modelo penitenciario y se adopta un modelo que hará más sencillo el cumplimiento del mandato constitucional de la reinserción.

Sin embargo, el diputado popular por Soria, Tomás Cabezón, ha criticado en declaraciones a los medios el ejercicio de "sectarismo" del ministro del Interior en el discurso que ha ofrecido en la inauguración, "que últimamente es lo que mejor se le da al ministro Marlaska".

Los representantes sindicales de CSIF y UGT, Javier de Diego y Rafael Gil, respectivamente, han resaltado la importancia de la apertura del nuevo centro penitenciario pero han censurado que se haga con una serie "de incógnitas", entre ellas la reclasificación del centro, el desglose del anunciado aumento de la relación de puestos de trabajo y la puesta en marcha de un autobús de transporte.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente