La Cámara Baja de EE. UU. da paso a un proyecto de Ley para regular el uso de armas

·4 min de lectura

La Cámara de Representantes de EE. UU. aprobó el miércoles un proyecto de Ley para regular el uso de armas en el territorio. La iniciativa tiene lugar después de los recientes tiroteos que han conmocionado al país. La votación se dio después de escuchar varios de los testimonios de sobrevivientes de las últimas masacres registradas en Texas y Nueva York. Si bien, es poco probable que la iniciativa prospere, un grupo de demócratas y republicanos estarían negociando un proyecto más “moderado”.

La Cámara Baja de Estados Unidos, con mayor representación demócrata, busca hacer historia y con ello, se ha aprobado un proyecto de Ley que propone reforzar el control del uso de armas en esa nación.

Esta iniciativa, catalogada como “Protejamos a nuestros niños”, elevaría la edad mínima de 18 a 21 años para comprar un fusil semiautomático y prohibiría la venta de cargadores con capacidad superior a 15 balas.

También propone medidas para regular las armas de fabricación casera, conocidas como "ghost guns" o armas fantasmas, por carecer de número de serie y que han sido las causantes de un creciente número de tiroteos.

“Insto a mis colegas de ambos lados del pasillo a que se unan con un fuerte voto a favor de todas las disposiciones del proyecto de ley para el paquete final y que lo hagan como parte de una cruzada por y para los niños. Instó a votar a favor de la legislación de ‘Protejamos a nuestros niños’”, expresó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

La votación fue aprobada con 223 votos a favor y 204 en contra. Cinco republicanos rompieron con su partido y respaldaron la medida, mientras que dos demócratas votaron "no".

Durante el hemiciclo, algunos legisladores cargaban consigo lazos naranjas, el color que se ha convertido en un símbolo contra la violencia armada, ya que es el que llevan los cazadores para no ser disparados.

La Cámara de Representantes también tiene previsto votar sobre un segundo proyecto conocido como "Ley Federal de Órdenes de Protección contra Riesgos Extremos".

Esta legislación busca extender a todo el país las conocidas leyes de "alerta de peligro" o "Red Flag", que se han aprobado en estados como California, Nueva York y Florida y las cuales permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes pueden representar un peligro para ellos u otros.

Una iniciativa en medio de los tiroteos

El debate en el hemiciclo de la Cámara Baja se da en un contexto donde los tiroteos no cesan, incluso la votación tuvo lugar después de escuchar los testimonios de víctimas del tiroteo de la escuela de Uvalde, en el que murieron 19 alumnos y dos profesoras. Así como de las víctimas del ataque en un supermercado de Buffalo, que se cobró la vida de diez ciudadanos. Este hecho, además, está siendo investigado como un crimen racista.

Los discursos de los legisladores demócratas fueron los más fervorosos en favor de las víctimas. Llama la atención el de Sheila Jackson Lee, quien al lado de fotos de las personas asesinadas de Uvalde y de Buffalo, dijo casi a gritos: "Mientras estoy aquí al lado de los niños de Uvalde, ¡no deberían haber muerto! Mientras estoy aquí con los de Buffalo, ¡no deberían haber muerto!".

¿Prosperará el proyecto de Ley?

Es bien conocido en la política estadounidense que la discusión sobre la portación de armas históricamente ha tenido sus intereses. Incluso, los recientes tiroteos no fueron impedimento para que se suspendiera la convención anual de la Asociación Nacional del Rifle en Houston, conocida por el lobby armamentístico más grande de Estados Unidos.

Por su parte, el presidente Joe Biden, ha pedido nuevamente que se prohíba la venta de armas de asalto. Pese a este convulso escenario de violencia, se sabe también que el proyecto no tiene posibilidades de prosperar.

Por su parte, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer en lugar de presionar para que se vote rápidamente el amplio proyecto de ley de la Cámara, ha optado por dar más tiempo a las negociaciones bipartidistas. Las conversaciones en el Senado, lideradas por el demócrata Chris Murphy y el republicano John Cornyn, están de acuerdo en que el Senado debe responder a la incesante ola de tiroteos.

Pero proponen una Ley más “moderada” con medidas como: la mejora de la seguridad en las escuelas, el refuerzo de los servicios de salud mental y más refuerzo para evitar la posesión de armas en personas que tengan prohibido poseerlas legalmente, como los delincuentes.

En el pasado, los demócratas intentaron aprobar una legislación de control de armas para frenar la oleada de asesinatos en masa, que ya han superado los 200 sólo este año en Estados Unidos, y otros tipos de violencia relacionada con las armas, pero no salió adelante.

Con Reuters, AFP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente