Un buzo recupera de las aguas del Mediterráneo una espada de hace 1.000 años

Shlomi Katzin, un buceador aficionado, encontró en el fondo del mar Mediterráneo mientras hacía submarinismo frente a las costas de la cordillera del Carmelo, al norte de Israel, una espada de unos 1.000 años que se cree que perteneció a un caballero cruzado que viajó a Tierra Santa hace un milenio.

Pese a que el arma, de un metro de largo aproximadamente, tenía incrustaciones de organismos marinos, la hoja y la empuñadora eran claramente distinguibles. El buceador la recogió y la entregó a las autoridades israelíes, como exigen las leyes del país. Será limpiada y restaurada antes de exhibirla.

El sitio donde ha tenido lugar el descubrimiento, cerca de la ciudad portuaria de Haifa, era utilizado en la antigüedad como refugio para los barcos durante las fuertes tormentas, ya que hay grandes calas naturales en la zona. Junto a la espada también había restos de cerámica y anclas de piedra y metal.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente