Bután reabrirá a los turistas tras dos años, pero a un alto coste

·2 min de lectura

Tras dos años cerrado al turismo por la pandemia, Bután ha decidido reabrirse de nuevo al turismo internacional pero cambiando las reglas. Quienes visten el país a partir del 23 de septiembre, cuando se produzca la reapertura, deberán pagar un impuesto turístico que se ha incrementado considerablemente hasta los 200 dólares por noche (191 euros), según publica la CNN.

A partir del 23 de septiembre los turistas internacionales podrán volver a Bután. (Foto: REUTERS/Kamal Kishore  PK/RCS)
A partir del 23 de septiembre los turistas internacionales podrán volver a Bután. (Foto: REUTERS/Kamal Kishore PK/RCS)

El anuncio oficial del regreso de los turistas a Bután se produjo este jueves y fue acompañado de la comunicación de la subida del impuesto, que hasta ahora y durante tres décadas había sido de 65 dólares (62 euros). Las autoridades de este pequeño país enclavado en la cordillera del Himalaya, entre China e India son conscientes de que este incremento puede ser disuasorio. Es algo que asumen y que, además, tiene una razón de ser: el impacto en la zona.

“El Covid-19 nos ha permitido reiniciar, repensar cómo se puede estructurar y operar mejor el sector... manteniendo bajas las huellas de carbono”, ha explicado Tandi Dorji, presidente del Consejo de Turismo de Bután (TCB) y ministro de Relaciones Exteriores del país, en un comunicado recogido por el citado medio estadounidense. De hecho, se han referido al impuesto turístico como una tarifa de desarrollo sostenible. Con esta nueva tarifa se compensará el impacto de carbono de los visitantes. Esa es la idea.

Bután, que se abrió internacionalmente al turismo por primera vez en 1974, se ha caracterizado siempre por ser un lugar donde el turismo de masas no se estila. Es parte de su atractivo junto con su espectacular marco geográfico y su oferta de actividades de aventura al aire libre así como más de 150 templos y monasterios. Situado a una altura de 2.236 metros y con una población de 800.000 habitantes –100.000 de ellos concentrados en la capital, Timbu–, se cerraron tras el primera caso de Covid.

La tasa a los turistas sube hasta los 200 dólares. (Foto: REUTERS/Singye Wangchuk)
La tasa a los turistas sube hasta los 200 dólares. (Foto: REUTERS/Singye Wangchuk)

En dos años de pandemia, según precisa la CNN, se han registrado menos de 60.000 contagios y 21 muertes. Aunque el cierre de esta monarquía constitucional no les ha salido gratis, ya que su economía se ha visto resentida al ser el turismo una de sus principales fuentes de ingresos y dar empleo a 50.000 personas. La media ingresada por el sector durante los tres años previos a la irrupción del coronavirus fue de 84 millones anuales. En 2019 recibió 315.600 visitantes.

El incremento de la tasa a pagar por los turista podría ser disuasorio para algunos, pero Sangay Phuntso, director de la agencia Always Bhutan Travel de la capital, comenta que “los que pueden gastar son bienvenidos. Estamos emocionados”.

EN VÍDEO | El yoga, la respuesta de la India a la inestabilidad en el mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente