Buscan a un niño de 15 años con discapacidad después de que su madre haya confesado su muerte

·2 min de lectura
Agentes de la Guardia Civil, en un operativo reciente en la Comunidad de Madrid.  (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Agentes de la Guardia Civil, en un operativo reciente en la Comunidad de Madrid. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado buscan actualmente por el extrarradio de Madrid, en la zona de la A-5, al menor de 15 años vecino de Morón de la Frontera (Sevilla) y que sufre una discapacidad física.

La desaparición tuvo lugar este fin de semana cuando el menor se encontraba de viaje con su madre a la provincia de Segovia. El pasado domingo, los agentes de seguridad la encontraron “desorientada” y dando explicaciones “inconexas”.

Según fuentes cercanas a la investigación, la madre, en pleno brote psicótico derivado de la grave enfermedad mental que sufre, habría dicho a los agentes que su hijo “se le murió” y que por eso “lo tiró a un contenedor” en algún punto de la Comunidad de Madrid que no ha sabido o querido concretar.

El joven, Antonio David Barroso Díaz, que sufre discapacidad sensorial, fue visto por última vez junto a su madre la noche del pasado domingo 12, en un hotel de Talavera de la Reina (Toledo), del que se marcharon antes de las 7.00 horas, sin que aún hubiese llegado el recepcionista.

Según la denuncia del padre, a la que ha tenido acceso EFE, la madre del menor, de 38 años y que sufre una enfermedad mental -siempre según el padre-, apareció desorientada el pasado domingo en una estación de servicio de Segovia, ubicada en el kilómetro 130 de la A-1.

En ese punto fue atendida por los sanitarios, a quienes confesó que había matado a su hijo discapacitado y había arrojado su cadáver en un contenedor en Madrid, en una zona de Móstoles cercana al centro comercial de Xanadú. Concretamente, especificó, “en una de las salidas de una carretera de entrada a Madrid, en unos contenedores junto a un edificio blanco”, ha detallado La Sexta.

Por el momento, la mujer se encuentra ingresada en un centro psiquiátrico de la provincia de Segovia por un trastorno de bipolaridad, añade esta cadena.

A pesar de esta declaración no hay constancia de que el homicidio haya sucedido y la investigación está siendo desarrollada por la Jefatura Superior de Policía Nacional de Talavera de la Reina, según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Los investigadores barajan varias hipótesis y buscan en diversos contenedores de Madrid por si fuera cierta la versión de la presunta homicida.

Según fuentes policiales, la prioridad de las investigaciones es localizar al chico y para ello se realizan pesquisas en Talavera de la Reina, Segovia y Andalucía.

Mientras tanto, los agentes de policía realizaron un registro de la casa familiar de Morón de la Frontera, donde comprobaron que había sido vaciada de muebles. Además, algunos vecinos dijeron que habían visto cómo la madre tiraba algunos de estos muebles y enseres del interior de la vivienda.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente