Se busca al dueño de una pierna amputada y 'olvidada' en un hospital vasco

·1 min de lectura
Entrada del Hospital de Bidasoa (Photo: GM)
Entrada del Hospital de Bidasoa (Photo: GM)

Entrada del Hospital de Bidasoa (Photo: GM)

Han pasado más de tres meses desde que los sanitarios del Hospital del Bidasoa (Gipuzkoa) amputasen la pierna a uno de sus pacientes y desde entonces el miembro cercenado espera que su dueño pase por el centro sanitario para llevársela.

Después de haber intentado “infructuosamente” la notificación personal al interesado, la dirección de este hospital de Irún ha recurrido al Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) para encontrar a esa persona, a la que busca para que gestione su retirada “adecuadamente” a través de una funeraria.

Aunque el anuncio lleva la firma del 21 de julio no se ha publicado en el BOPV hasta el pasado 29 de agosto y en él la directora médica, María Eugenia Alkiza Eizagirre, notifica que el interesado dispone de un plazo de 10 días hábiles desde la publicación del anuncio para acudir al centro sanitario y retirar los “restos humanos”.

En el caso de que esta persona, a la que se identifica con su número de DNI, no acuda al hospital para retirar los restos, “se dará traslado del expediente a los organismos competentes para que se proceda a la incoación, en su caso, del correspondiente sancionador y se inste a la ejecución forzosa y a su costa de su obligación de retirar y gestionar los restos humanos”.

La retirada de restos amputados debe ser gestionada por el paciente, a través de una empresa funeraria, que se hace cargo de su enterramiento o incineración, lo que tiene un coste para el interesado.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

Related...