Burkina Faso declara luto nacional por la muerte de 41 personas tras ataque terrorista

·2 min de lectura

A partir de este 26 de diciembre, la nación africana estará de luto durante dos días tras la muerte de 41 miembros de una milicia apoyada por el Gobierno que lucha contra el yihadismo.

Se trató de una de las mayores pérdidas en años. El Gobierno de Burkina Faso declaró luto nacional de dos días tras la muerte el pasado jueves de 41 combatientes civiles de los Voluntarios de Defensa de la Patria (VDP), un grupo que el Gobierno financia y entrena para contener a los insurgentes islamistas que han invadido una buena parte del país.

“En estas circunstancias dolorosas y en homenaje a los valientes VDP y a los civiles caídos en defensa de la patria, el presidente Roch Marc Christian Kaboré decreta un duelo nacional de 48 horas”, señaló el portavoz del Gobierno, Alkassoum Maiga.

La masacre, ocurrida en la provincia de Loroum, al norte de Burkina Faso, ha sido una de las pérdidas más graves en un solo día que ha experimentado la milicia civil hasta la fecha. Hace pocas semanas, otro ataque a un puesto de gendarmería mató a 53 personas y fue considerado como el peor atentado contra las fuerzas de seguridad del país en años.

A este hecho le siguieron dos ataques que dejaron 22 muertos (10 civiles, 9 gendarmes y 3 militares) en el centro-norte y noroeste de la nación.

Por otro lado, según el Ejército burkinés, cerca de 100 militantes murieron a principios de diciembre en una ofensiva conjunta en la que participaron soldados de Burkina Faso y Níger, que también incautaron armas y artefactos explosivos.

La violencia en Burkina Faso ha dejado miles de muertos y desplazados

En los últimos cuatro años, miles de personas han muerto a manos de miembros de la insurgencia yihadista en la región africana del Sahel. Además, según cifras publicadas por el Gobierno burkinés, la inseguridad en el país ha ocasionado que el número de desplazados internos ascienda a 1,4 millones de personas.

Los grupos que operan en la zona son la red terrorista Al-Qaeda y el autoproclamado Estado Islámico (EI). Ambos han causado muchas muertes de civiles y de militares de los ejércitos de Burkina Faso, Níger y Mali.

Miles de personas en Burkina Faso han manifestado en las calles este año ante el aparente fracaso y la falta de eficacia de las autoridades para frenar el descontrolado poder que han logrado los grupos yihadistas en su país. Además, en las protestas han exigido la dimisión del presidente burkinés.

Con Reuters y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente