La burda estrategia monárquica para que Juan Carlos I regrese a España

·4 min de lectura
(L TO R) Spain's Queen Sofia, Spain's former King Juan Carlos I and Spain's Crown Prince Felipe leave after the ceremony of approval and enactment of a law bringing into effect King Juan Carlo's abdication in the Columns Hall at the Royal Palace in Madrid on June 18, 2014. Spanish King Juan Carlos announced his abdication on June 2, 2014 in favour of his son Prince Felipe who tomorrow will swear an oath infront of both houses of parliament, ending a 39-year reign that guided Spain from dictatorship to democracy but was later battered by royal scandals. AFP PHOTO / GERARD JULIEN        (Photo credit should read GERARD JULIEN/AFP via Getty Images)
Parece ser que el rey emérito, Juan Carlos I, vuelve a casa... temporalmente (Photo credit should read GERARD JULIEN/AFP via Getty Images)

Juan Carlos I estaría desesperado por volver a España y, al final, yo creo que su hijo Felipe VI ha tenido que ceder. Tras su exilio forzoso en Abu Dabi el emérito ha manifestado reiteradamente sus ganas de volver a vivir (y morir) en España pero, hasta ahora, no había manera.

Según los expertos en monarquía Felipe y Letizia tenían claro en todo momento que las meteduras de pata de Juan Carlos no iban a empañar más el nombre de la familia real y por eso le “invitaron” a tomarse un descansito lejos del país mientras las aguas amansaban.

Tras ponerse la día con Hacienda por las tarjetas black y archivar la Fiscalía el caso que la atañe, parece que Juan Carlos I está ‘limpio’ de sospechas legales en referencia a blanqueo, comisiones etc. sin embargo, su imagen sigue manchada.

El pueblo no quiere al rey emérito y, sobre todo las generaciones modernas, tienen claro que debería quedarse en Abu Dabi y no regresar a nuestro país tal y como se ha comportado. Pero, oye, que Juan Carlos no está por la labor y quiere regresar.

Ahora la institución monárquica ha hecho pública una carta formal del rey emérito a su hijo, el actual rey, en el que le comunica sus planes de seguir viviendo en Abu Dabi por haber encontrado allí “la tranquilidad”.

Sin embargo, esta carta esconde algo que lleva cociéndose mucho tiempo a fuego lento y que nos van a meter con calzador… su regreso a España, ‘frecuente’ pero ‘temporal’, para mí un engaña bobos.

La carta empieza diciendo que “En agosto de 2020, guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a España y a todos los españoles, a sus instituciones y a ti como Rey, te comuniqué mi decisión de trasladarme fuera de España, para facilitar el ejercicio de tus funciones. Desde entonces, he residido en Abu Dabi, lugar al que he adaptado mi forma de vida y al cual agradezco enormemente su magnífica hospitalidad.”

Seguidamente deja claro que la Fiscalía ha archivado sus investigaciones y es ahí donde ya habla de un regreso a España pero no inmediato ni definitivo: “Conocidos los Decretos de la Fiscalía General del Estado, por los que se archivan las investigaciones de las que he sido objeto, me parece oportuno considerar mi regreso a España, aunque no de forma inmediata. Prefiero, en este momento, por razones que pertenecen a mi ámbito privado y que solo a mí me afectan, continuar residiendo de forma permanente y estable en Abu Dabi, donde he encontrado tranquilidad, especialmente para este período de mi vida. Aunque, como es natural, volveré con frecuencia a España, a la que siempre llevo en el corazón, para visitar a la familia y amigos.”

Esto de que ‘volveré a España con frecuencia’ me suena a eufemismo de ‘voy a estar en España pero digamos que seguiré residiendo en Abu Dabi así no levantamos ampollas en la opinión pública’.

No lo sé, esta carta del exmonarca a su sucesor me suena forzada y bastante inusual, como una tirita que tapa la profunda herida que muchos se llevaron al caer la imagen de Juan Carlos I por los suelos.

A mi parecer es un modo de suavizar la vuelta del emérito a España para evitar las críticas diciendo que solo viene de visita pero, me temo, que la realidad podría ser que el ‘royal’ de 84 años viene para quedarse la mayor parte de su tiempo.

La carta también hace alusión a su edad y al perfil bajo que dice que va a mantener: “Me gustaría así culminar esta etapa de mi vida desde la serenidad y la perspectiva que ofrece el tiempo transcurrido. Como bien sabes, en 2019 te comuniqué mi voluntad de retirarme de la vida pública, y así lo seguiré haciendo”… parece que diga algo así como ‘no daré problemas, lo prometo, pero déjame envejecer en mi país’.

Es casi un escrito pidiendo permiso mientras enseña la patita por debajo de la puerta y es que lleva ya año y medio deseando que su regreso a España se materialice pero quizá el núcleo duro de la familia real actual, no lo veía tan claro.

Ahora que ya han hecho público que vuelve de un modo frecuente pero temporal solo queda ver si le instalan dónde se publicó que él deseaba, es decir en Zarzuela, o si le buscan otra residencia menos “real” para evitar las críticas de la opinión pública. Se dijo que Cristina y Elena ya le habían encontrado residencia en Segovia pero eso todavía está por ver.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente