El buque Blue Star con 16 tripulantes continúa encallado en la costa coruñesa

1 / 3
Vista del buque de transporte de productos químicos "Blue Star" que navegaba sin carga y que encalló en la noche de este viernes en una zona de rocas de la costa coruñesa . EFE/Kiko Delgado

Ares (A Coruña), 23 nov (EFE).- El buque mercante Blue Star, de pabellón maltés, permanece desde la noche del viernes encallado en el litoral del municipio coruñés de Ares tras un intento fallido de remolcarlo, al romperse los cabos en la tentativa de arrastre.

El navío, un quimiquero de ocho años de antigüedad con 128 metros de eslora, se encuentra sin carga, ya que se dirigía precisamente al puerto de A Coruña para recoger combustible.

Fuentes del servicio de Salvamento Marítimo, que vigilan el mercante y coordinan las operaciones en la zona, indicaron a Efe que la tripulación registró un incendio en la sala de máquinas.

El fuego, cuyas causas aún no ha sido determinadas, obligó a la tripulación a extinguir las llamas y a evacuar la zona, sin que se registraran heridos en la operación.

El navío, que se quedó a la deriva sin gobierno y a merced del fuerte oleaje de hasta cinco metros y del viento del oeste, acabó chocando contra las rocas en el lugar de As Mirandas, próximo a unos islotes y a dos pequeñas playas de ese municipio del litoral gallego, donde continúa encallado.

Tres remolcadores acudieron a la zona al mediodía, coincidiendo con la pleamar, para llevar a cabo un intento de sacar el buque del lugar donde está varado.

Sin embargo, la rotura de los cabos en el intento de arrastre, añadida a las adversas condiciones meteorológicas, han impedido culminar la maniobra.

La operación se desarrolló hacia las 13:30 horas, coincidiendo con la pleamar, pero los equipos desplazados desistieron finalmente tras la rotura de cabos.

Varios equipos marítimos y aéreos se han sumado a las tareas de vigilancia coordinadas por el buque Don Inda, del servicio de Salvamento Marítimo, que permanecen atentos en espera de proceder a una nueva tentativa de rescate.

Sin embargo, la próxima pleamar no será hasta la medianoche y la falta de luz en la zona podría dificultar la operación, por lo que los equipos no descartan hacer un nuevo intento el domingo a mediodía con una nueva subida de la marea.

Salvamento Marítimo desplegó un amplio dispositivo que incluye los remolcadores Don Inda, Ibaizabal 9, Ría de Vigo y María Pita, además del buque Salvamar Betelgeuse y el helicóptero Helimer 401.

Trabajadores de la base de emergencias en la cercana localidad de Fene (A Coruña) también se incorporaron al operativo, que ha resultado muy complicado por el elevado oleaje, la intensa lluvia y el intenso viento.

El alcalde de Ares, Julio Iglesias, que ha acudido a la zona para inspeccionar la operación, ha opinado que las mareas del domingo y de los próximos días podrían ser más favorables para un nuevo intento de rescatar el barco.

También el diputado electo del BNG Néstor Rego ha visitado la zona y ha expresado el deseo de que la operación de rescate "se complete con éxito".

Rego ha criticado, sin embargo, que el control de la costa gallega "dependa de Madrid" y ha indicado que su formación nacionalista gallega pedirá legislar para facilitar a Galicia la "capacidad de decidir" sobre su litoral.