Budapest critica el fallo del TJUE en su contra y lo califica como "decepcionante"

Budapest, 14 may (EFE).- El Gobierno ultranacionalista húngaro consideró hoy "decepcionante" la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que le obliga a revisar la situación de solicitantes de asilo y liberarlos, y acusó a la UE de querer obligarle a dejar entrar a inmigrantes.

"Es (un fallo) decepcionante y armoniza con la voluntad de Bruselas de que no defendamos nuestras fronteras con vallas y de que dejemos entrar en el país a los inmigrantes", dijo hoy el ministro de Gobernación, Gergely Gulyás, en una rueda de prensa online.

En otoño de 2015 el Gobierno húngaro elevó vallas en sus fronteras con Seria y Croacia para detener a migrantes y refugiados que querían cruzar el país para llegar a Europa Occidental.

Más tarde creó las llamadas "zonas de tránsito", abiertas solo hacia Serbia, donde los solicitantes deben esperar -durante un tiempo indeterminado- el resultado de sus trámites.

Según la corte con sede en Luxemburgo, las condiciones que prevalecen en esas zonas de tránsito equivalen a una "privación de libertad", entre otras, porque las personas retenidas "no pueden abandonar legalmente esa zona por su propia voluntad" y las "aisla" del resto de la población.

El TJUE subrayó que los solicitantes de asilo no deberán permanecer retenidos durante más de cuatro semanas desde la presentación de su solicitud.

A su vez, el Comité Helsinki Húngaro, que había iniciado el juicio ante el TJUE, aseguró hoy que se trata de "una de las más grandes victorias de la historia" de la organización.

"La sentencia del TJUE pone fin a la detención automática e ilegal de solicitantes de asilo en Hungría", dijo en un comunicado Márta Pardavi, co-presidenta de la organización.

Añadió que "también tendrá un impacto significativo para las futuras discusiones sobre el Sistema Europeo Común de Asilo, pues refuerza las garantías fundamentales de derechos humanos".

(c) Agencia EFE