Budó ve en las citaciones del Tribunal de Cuentas una muestra de "represión"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó. EFE/Andreu Dalmau/Archivo

Barcelona, 28 nov (EFE).- La consellera de la Presidencia, Meritxell Budó, ha afirmado este jueves que las citaciones del Tribunal de Cuentas a quienes formaron parte del Govern de Carles Puigdemont y organizaron el 1-O representan "una muestra más de la represión" del Estado contra el independentismo.

El Tribunal de Cuentas ha citado al expresident Carles Puigdemont y al exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras para el 28 de enero de 2020 para fijar la liquidación provisional de los gastos ocasionados por el referéndum unilateral del 1 de octubre de 2017.

Además de Puigdemont y Junqueras, también han sido citados una treintena de exconsellers y altos cargos del Govern, como Neus Munté, Antoni Comín, Clara Ponsatí, Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Joaquim Forn, Dolors Bassa, Meritxell Borràs, Carles Mundó, Lluís Puig, Meritxell Serret y Santi Vila.

Desde Jaca (Huesca), donde ha asistido al consejo plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, Budó ha opinado que estas citaciones son "una muestra más de la represión" que viene "sufriendo" el independentismo "por parte del Estado español, gobierne quien gobierne".

Budó ha recordado que "en su día" el Tribunal de Cuentas ya se ocupó del expresidente catalán Artur Mas y otros cargos de su Govern por haber organizado la consulta soberanista del 9N de 2014.

Para Budó, estos procedimientos del Tribunal de Cuentas representan una "injusticia", una "utilización de instituciones para ir en contra de políticos catalanes y ejercer una represión desmedida contra políticos que no hicieron más que cumplir el mandato democrático por el que se habían presentado a las elecciones".

También se ha referido al hecho de que el Tribunal Constitucional (TC) haya rechazado el recurso de amparo de Junqueras contra su situación de prisión preventiva, en un pleno en el que por primera vez se ha roto la unanimidad con la que hasta ahora ha abordado el fondo de los asuntos relacionados con la causa del 'procés'.

Budó ha constatado que "no hay unidad" en el TC, porque tienen "dudas razonables de lo justo o injusto que es el encarcelamiento".

En cuanto a la reunión que mantendrán esta tarde los equipos negociadores de ERC y el PSOE para intentar desbloquear la investidura de Pedro Sánchez, se ha limitado a expresar "respeto máximo" hacia las "negociaciones que tienen los partidos políticos".