Bruselas revisa ampliamente al alza crecimiento de la eurozona en 2017

Toni CERDÀ

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, desvela las previsiones económicas de otoño para la Unión Europea, el 9 de noviembre de 2017 en Bruselas

La Comisión Europea apuntó este jueves a una aceleración del crecimiento en la eurozona en 2017 al 2,2%, apoyada en una sólida recuperación económica, pese a las persistentes incertidumbres vinculadas al Brexit.

"Tras cinco años de recuperación moderada, el crecimiento europeo entró en una fase de aceleración", celebró el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, al desvelar las previsiones económicas de otoño para la UE.

La economía de los 19 países del euro crecerá en conjunto en 2017 "a su ritmo más rápido desde hace diez años", hasta el 2,2%, es decir, medio punto más de los proyectado en mayo, según el ejecutivo comunitario.

A partir de entonces, el crecimiento del PIB de la zona euro se desaceleraría ligeramente al 2,1% (+0,3, respecto a mayo) en 2018 y al 1,9% en 2019 (primera estimación), cuando está prevista la retirada del Reino Unido del bloque.

La economía europea se ve impulsada por "un consumo privado resiliente, un crecimiento más fuerte en el mundo y la reducción del desempleo", que, según Bruselas, bajaría del 9,1% en 2017 al 7,9% en 2019 en la zona euro, pero por encima de los niveles previos a la crisis financiera de 2008.

La inflación no alcanzaría el objetivo del Banco Central Europeo de un nivel ligeramente por debajo del 2%, considerado como favorable para la economía, al estimarse un "alza moderada de los precios" del 1,5% en 2017, 1,4% en 2018 y 1,6% en 2019, en la línea de la anterior proyección.

- Hacia unas cuentas saneadas -

La recuperación económica beneficiaría la salud de las cuentas públicas.

Francia, que junto a España supera el límite del 3% del déficit público autorizado en la zona euro, tendría "al alcance de la mano" cumplir con ese objetivo, según Moscovici. Bruselas prevé un déficit galo del 2,9% para 2017 y 2018 y del 3% en 2019.

Aunque España cumpliría en 2017 el objetivo marcado por Bruselas del 3,1% de déficit, superaría el año siguiente en dos décimas el límite del 2,2% acordado. No obstante, el comisario europeo no descarta una "buena sorpresa" en el presente ejercicio.

Bruselas no tuvo en cuenta, en sus proyecciones elaboradas en base a datos proporcionados hasta el 23 de octubre, el impacto de la crisis política en España, si bien alertó del "riesgo" para el crecimiento de su economía de la futura evolución de los acontecimientos del reto independentista en Cataluña.

El PIB español sigue así liderando en 2017 el crecimiento entre las cuatro principales economías de la zona euro con un 3,1%, seguida de Alemania (2,2%), Francia (1,6%) e Italia (1,5%).

Sobre los 28 países de la UE en su conjunto, la Comisión revisa al alza sus previsiones al 2,3% en 2017, al 2,1% en 2018 y al 1,9% en 2019. En mayo, Bruselas apostaba por un 1,9% tanto para este año como para el siguiente.

- Riesgos e incertidumbres -

Bruselas considera que los riesgos sobre las economías europeas "están globalmente equilibrados", pero considera que las tensiones geopolíticas internacionales como con Corea del Norte, "el ajuste económico en China" o la "propagación" del proteccionismo podrían lastrar sus proyecciones.

A nivel del bloque europeo, los riesgos estarían vinculados a la incertidumbre sobre el resultado de las negociaciones de divorcio con el Reino Unido, a "una mayor apreciación del euro" y a "una subida de los tipos de interés a largo plazo".

La incertidumbre del Brexit afectaría especialmente a la economía británica, que según Bruselas, crecería un 1,5% en 2017, tres décimas menos que lo proyectado en mayo. En 2018, la expansión sería del 1,3%, sin cambios respecto a su última previsión.

En 2019, cuando está prevista la retirada, el PIB británico crecería un 1,1%, según los cálculos del ejecutivo comunitario, que precisa que esta cifra se basa en "una hipótesis puramente técnica", ya que las negociaciones de divorcio continúan, con una nueva ronda este jueves y el viernes.

Tras corregir los elevados niveles de déficit heredados de la crisis del euro, las nuevas dificultades a nivel económico vendrían de los "niveles de endeudamiento elevados", según Moscovici.

Sin contar Grecia, sometida desde 2010 a varios programas de rescate, Italia registraría en 2017 el mayor nivel de deuda pública, con un 132,1%, seguida de Portugal (126,4%), Bélgica (103,8%) y Chipre (103,0%).

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines