Gibraltar rechaza que la UE deje en manos de España el control de la frontera

·3 min de lectura

Algeciras (Cádiz), 20 jul (EFE).- Gibraltar rechaza el mandato negociador de la UE en torno a la colonia porque entiende que dejaría el control de sus fronteras en puerto y aeropuerto en manos de España, y no de agentes europeos de Frontex, como se determinó en el principio de acuerdo alcanzado el pasado 31 de diciembre.

Uno de los puntos claves de la negociación de aquel principio de acuerdo entre España y el Reino Unido, con Gibraltar, alcanzado horas antes de la entrada en vigor del Brexit, fue que la verja que separa la colonia y España sería derribada y que se sólo se establecerían controles en su puerto y su aeropuerto, como si el Peñón fuera espacio Schengen.

Se determinó que España, que sí forma parte de Schengen, sería la "responsable última y la garante" de la aplicación de Schengen en Gibraltar, ya que el Reino Unido no forma parte de este espacio de libre tránsito, y que durante un periodo de transición de cuatro años para crear una marco de confianza agentes de la agencia europea Frontex asistirán a esos controles.

Ya entonces hubo polémica sobre si agentes españoles formarían parte en algún momento de estos controles en las fronteras Schengen de la colonia, algo que Gibraltar y el Reino Unido rechazan frontalmente.

Aquel acuerdo debía ser consolidado en un plazo de seis meses en un tratado de la UE, que ha publicado hoy su proyecto de mandato para esta negociación.

Y en este proyecto, según han indicado a Efe fuentes próximas al Gobierno de Gibraltar, no se recoge que Frontex estará al cargo de estas fronteras.

El texto señala: "Para garantizar la plena protección del espacio Schengen, el control y la vigilancia de las fronteras exteriores se realizarían en el puerto, el aeropuerto y las aguas de Gibraltar y correrían a cargo de España, en aplicación de las normas vigentes de la UE".

"Los guardias de fronteras españoles tendrían todas las competencias necesarias para llevar a cabo los controles y la vigilancia de las fronteras y cumplir con las obligaciones consiguientes", añade el documento de la UE.

Las fuentes gibraltareñas explican que sólo en la nota de prensa difundida para explicar este mandato la UE hace referencia a que en el control de estas fronteras "en circunstancias en las que sea necesario un mayor apoyo técnico y operativo, cualquier Estado miembro, incluida España, podrá solicitar la asistencia de Frontex".

También precisa que España "ya ha manifestado su plena intención de solicitar asistencia a Frontex".

Según las fuentes, que esta cuestión central no estuviera incluido en el texto del borrador de mandato va en contra de lo que se acordó en Nochevieja, tras "arduas" negociaciones para alcanzar una fórmula que fuera aceptada por todas las partes en una de las cuestiones más espinosas ya que, de alguna forma, toca la discusión sobre la soberanía de la colonia británica.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha viajado hoy a Londres para encontrarse con su homólogo británico, Dominic Raab, tras estas quejas. Exteriores ha acogido de forma favorable la propuesta de la Comisión Europea que, recuerda en un comunicado, deberá ser aprobada por el Consejo de la UE.

Para Exteriores, después de la salida británica de la UE, la visita de Albares será una buena ocasión para abordar la aplicación del Acuerdo Comercial y de Cooperación y del Acuerdo de Retirada, así como la negociación que próximamente se abrirá entre el gobierno británico y la Comisión Europea sobre Gibraltar.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente