Bruselas pospone su impuesto digital tras el acuerdo respaldado por el G20

·2 min de lectura

Bruselas, 12 jul (EFE).- La Comisión Europea (CE) anunció este lunes que ha decidido "dejar en suspenso" la presentación del impuesto comunitario sobre las grandes empresas digitales mientras se finalizan los trabajos para poder aplicar el acuerdo fiscal global respaldado por el G20 el sábado, unas labores que tiene previsto concluir en octubre.

"Para nosotros ahora la prioridad número 1 es el acuerdo global en la OCDE y hemos dejado en suspenso nuestro trabajo sobre el impuesto digital por el momento. Volveremos a esto, lo revaluaremos en otoño", declaró el portavoz de la CE Daniel Ferrie durante la rueda de prensa diaria de la institución.

En cualquier caso, no dio fechas precisas sobre cuándo se podría reanudar el trabajo sobre la tasa de la Unión Europea.

El pasado 1 de julio, 130 países y jurisdicciones de los 139 que forman parte del llamado marco inclusivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se sumaron a un acuerdo que abre la puerta a una nueva fiscalidad de las multinacionales, que lo tendrán más difícil para alojarse en paraísos fiscales y evitar pagar impuestos.

Este último sábado, los ministros de Finanzas del G20 respaldaron ese pacto durante una reunión celebrada en Venecia.

El sistema fiscal se sustenta en dos pilares; el primero concierne a todas las compañías con una facturación mundial superior a los 20.000 millones de euros y con una rentabilidad (relación entre beneficios e ingresos) superior al 10 %.

Los países en los que esos grupos obtengan ingresos superiores a un millón de euros (o a 250.000, en el caso de pequeños Estados) tendrán derecho a recibir una parte del impuesto que habrán de abonar.

El segundo pilar es aplicar un tipo mínimo del impuesto de sociedades de al menos el 15 % a las empresas con una facturación de al menos 750 millones de euros.

Sin embargo, en paralelo a ese proceso, la Comisión Europea preparaba una propuesta para tener un impuesto comunitario sobre las grandes empresas digitales que funcione también como recurso propio para financiar el presupuesto de la UE.

Estados Unidos desconfiaba de esa iniciativa y, tras el G20 de ministros de Finanzas en Venecia, Bruselas ha decidido dejar en suspenso el trabajo sobre la tasa digital europea, que estaba previsto presentar este mismo mes.

Pese a los avances logrados en la OCDE y el G20, aún se deben finalizar los trabajos para poder implementar lo consensuado.

"Entre ahora y octubre hay mucho trabajo técnico que se necesita hacer. Hay aspectos restantes, elementos de diseño que se tienen que finalizar y tiene que haber un plan detallado de implementación", detalló Ferrie.

Insistió en que la CE quiere concentrarse en concluir ese proceso y que por ese motivo paraliza el trabajo sobre la tasa comunitaria.

El portavoz destacó que el acuerdo en el marco inclusivo de la OCDE es "masivo" y "un resultado extraordinario tras años y años de negociaciones".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente