Bruselas aumenta la presión sobre Hungría con medidas legales

Por Toni CERDÀ
1 / 2
El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, durante la rueda de prensa posterior a un pleno del Parlamento Europeo sobre la situación en su país, el 26 de abril de 2017 en Bruselas

La Comisión Europea decidió este miércoles lanzar un proceso de infracción contra Hungría por su controvertida ley de educación superior, vista como una medida contra la Universidad Centroeuropea (CEU), impulsada por el magnate George Soros, acusaciones que el primer ministro húngaro, Viktor Orban, calificó de "rumores".

"Decidimos emprender medidas legales contra la ley de educación superior mediante el envío de una carta de notificación formal al Gobierno húngaro", indicó en rueda de prensa el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovskis, quien precisó que se trata del "primer paso para un procedimiento de infracción".

El anuncio tuvo lugar horas antes de la participación en un debate sobre Hungría en la Eurocámara de Orban, quien consideró como "rumores" las acusaciones sobre una eventual amenaza sobre la universidad fundada por Soros, a quien calificó de "enemigo del euro".

"Nosotros no somos tan grandes y poderosos como ustedes, ni tan grandes y poderosos como George Soros, un especulador financiero estadounidense", dijo el jefe de Gobierno, para quien el magnate de origen húngaro "destruyó la vida de millones de europeos con sus especulaciones financieras".

Pese a ello, Soros "sigue recibiendo aquí una cálida acogida al más alto nivel", apuntó Orban, en una aparente referencia a un encuentro previsto el jueves entre Soros y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La relación entre Bruselas y Budapest se tensó en los últimos años por decisiones del Gobierno húngaro como la detención sistemática de migrantes, el envío a los hogares de un cuestionario titulado 'Stop Bruselas' o un proyecto que obliga a las ONG declarar cualquier tipo de financiación extranjera.

Aunque en estos temas el vicepresidente de la Comisión señaló que siguen dialogando con las autoridades húngaras, sí decidieron iniciar un procedimiento de infracción por la ley educativa que, en el caso de llegar a su término, podría implicar eventuales multas económicas a Budapest por no respetar el derecho comunitario.

- ¿Privilegios? -

Las medidas legales representan un nuevo frente para el primer ministro húngaro, a menudo criticado por sus relaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, y sus declaraciones xenófobas, y que se enfrenta desde principios de abril a una gran ola de protestas provocada por la adopción de esta ley de educación superior.

Sin embargo, ante la Eurocámara, Orban defendió de nuevo esta legislación que se aplica "a las 28 universidades extranjeras presentes en Hungría" y cuyo objetivo es introducir "reglas uniformes" y poner fin "a los privilegios de los que se benefician las universidades extranjeras respecto a las europeas".

La Universidad Centroeuropea calificó en un comunicado de "falsas" las acusaciones de Orban sobre los presuntos privilegios, y reiteró que la nueva ley "muestra la falta de respeto a la educación superior húngara y a la libertad académica".

El jefe de Gobierno húngaro defendió también la búsqueda de la "transparencia" con el proyecto de ley sobre la financiación de ONG, así como su cuestionario 'Stop Bruselas', una herramienta para mejorar Europa.

"Cuando hablan de Hungría, les pediría que se atengan a la verdad, que no se dejen llevar por los prejuicios y utilicen la misma vara de medir", concluyó Orban, quien defendió el compromiso de su país y de su gobierno con la UE.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines