Bruselas da un nuevo impulso a la Unión de Mercados de Capitales europea

·4 min de lectura

Bruselas, 25 nov (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso este jueves nuevas medidas para estimular la inversión en la Unión Europea (UE), facilitar el acceso a la información financiera y diversificar las fuentes de financiación, en un nuevo intento de impulsar la Unión de Mercados de Capitales europea.

"Nuestras empresas necesitan fuentes de financiación más diversas para crecer e innovar. Los ciudadanos necesitan más réditos por su dinero y necesitamos acabar con las barreras entre los mercados de capitales nacionales", dijo la comisaria de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, en la presentación del paquete de medidas.

La necesidad de financiar la recuperación tras la pandemia, así como las metas europeas de digitalización y lucha contra el cambio climático, han añadido argumentos para impulsar un proyecto que lleva años sobre la mesa con el fin de hacer de la UE un auténtico mercado de capitales, en lugar de una combinación de 27 nacionales, llena de obstáculos para pequeños y grandes inversores.

INFORMACIÓN ACCESIBLE

Una de estas barreras es el acceso a información por parte de los inversores, que o tienen imposible obtenerla o deben pagar grandes cantidades por ello.

Para paliarlo, Bruselas propone crear un registro consolidado de información sobre las transacciones con acciones, bonos, fondos cotizados o derivados que se produzcan en las bolsas u otras plataformas de negociación europeas, a semejanza del que ya existe en Estados Unidos.

Según la Comisión, que quiere que la información se dé en tiempo real, esto permitirá a tener una visión general de los precios y volúmenes del mercado europeo, ayudará a atraer inversores extranjeros y fomentará la competencia entra las propias plataformas.

Las empresas estarán obligadas a transmitir esta información al operador del registro, que tendrá que entregar una parte de los beneficios que obtenga -los clientes pagarán por usarlo- a aquellas entidades que transmitan información sobre operaciones con acciones, para compensarles por la pérdida de ingresos que podría acarrearles este sistema.

La falta de esta compensación económica es una de las razones por las que hasta ahora no se había instaurado este registro, que apoyan tanto la industria como la Autoridad de Mercados y Valores Europea (ESMA).

La Asociación Europea de Fondos y Gestores de Activos consideró que la propuesta es una "base sólida" para crear este registro siempre y cuando los ingresos previstos sean "razonables" y el acceso al registro "asequible".

Además de la información bursátil, Bruselas quiere crear una base de datos digital, pública y gratuita con toda la información financiera y de sostenibilidad de las empresas financieras y cotizadas.

Aunque más de 150.000 entidades están ya obligadas a transmitir esta información, los datos son recopilados en distintos registros nacionales y formatos. La Comisión propone ahora que la ESMA centralice en un Punto Único de Acceso toda esa información, que las empresas tendrían que enviar solo una vez en su país respectivo.

El objetivo es que esté operativo en 2024 y facilite a los inversores decidir dónde poner su dinero, en particular, si buscan inversiones "verdes".

FINANCIACIÓN A LARGO PLAZO

También con las transiciones climática y digital en mente, Bruselas quiere fomentar las inversiones de largo recorrido, incluido entre los clientes minoristas, por lo que propone revisar las normas sobre los fondos de inversión a largo plazo para favorecer su uso, puesto que de momento solo hay 57 en la UE.

Para ello plantea eliminar el umbral de 10.000 euros para invertir en este tipo de fondos, pero introduce como salvaguarda una "ventana de liquidez" que permitiría a los minoristas recuperar su inversión durante la vida del fondo bajo ciertas condiciones.

Asimismo, amplía la lista de activos que pueden incluir en sus carteras.

Desde la óptica de la Comisión, los fondos de inversión suponen además una alternativa para las empresas a la financiación bancaria, dominante en Europa, de modo que plantea armonizar las normas -ahora nacionales- para los fondos de inversión alternativos que conceden préstamos.

"Si armonizamos habrá más financiación transfronteriza y acceso a estos fondos de préstamo, lo cual solo puede ser bueno", dijo McGuinness sobre la medida, incluida en la revisión de las normas sobre los gestores de fondos de inversión alternativos.

PRESENCIA EN LA UE

Bruselas ha aprovechado esta revisión para limar una de las aristas del Brexit y endurecer las condiciones para que estos fondos gestionen sus carteras desde fuera de la UE, una práctica que se prevé aumente tras salida del Reino Unido.

Las normas permiten a los fondos delegar tareas a terceras partes, incluidas entidades fuera de la UE, lo que conlleva que a veces en territorio comunitario solo tengan meras "empresas buzón", sin capacidad real para operar.

Para evitar esto, se exigirá a los fondos que tengan al menos dos gestores "senior" empleados a tiempo completo territorio comunitario y que informen a la ESMA si delegan fuera de la UE más funciones de las que retienen.

Por lo demás, Bruselas ha evitado modificar de pies a cabeza una norma que en su opinión -compartida por la industria- funciona bien.

Las propuestas deben ser aprobadas por los países y la Eurocámara para entrar en vigor.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente