Bruno Fernandes rescató a Portugal cuando más lo necesitaba

Julian Finney/Getty Images

La Selección portuguesa consiguió un triunfo sufrido en su estreno en la Copa Mundial de Catar 2022. Necesitó de la aparición de Bruno Fernandes con dos asistencias claves para vencer a Ghana y comenzar con una victoria por 3-2 para ser líder del Grupo H.

Tras una primera etapa en la que los de Fernando Santos no pudieron romper la paridad, el camino se abrió con un gol de penal de Cristiano Ronaldo, pero rápidamente André Ayew consiguió la igualdad. Sin embargo, poco después llegó la doble acción del héroe.

El futbolista de Manchester United se encargó de ponerle el balón justo a Joao Félix para el 2-1 parcial, con una posterior definición cruzada de derecha, mientras que luego le cedió a Rafael Leao a su izquierda la posibilidad de poner el tercero con una gran resolución junto al palo.

Precisamente, entre una y otra ocasión solo hubo dos minutos de diferencias, por lo que rescató a los Lusos en el momento justo. De hecho, su doble participación fue clave, porque luego el combinado africano logró descontar sobre la hora, pero no le alcanzó para igualarlo.

Producto de estas dos asistencias, Fernandes se convirtió en el segundo jugador de Portugal que consigue hacerlo por duplicado en un partido en la Copa del Mundo, luego de que José Torres hiciera lo propio frente a la Selección brasileña en el Mundial de Inglaterra 1966.

Es decir, alcanzó un registro que tardó más de 56 años en repetirse. En tanto, el resto de los 90 minutos en cancha, generó un total de tres ocasiones, como también tocó el balón 66 veces, dio 55 pases con una precisión del 94,1 por ciento y recibió cuatro infracciones.

Además, en lo que representa su segunda presencia en el máximo certamen, solo en este encuentro contribuyó más de lo que hizo en Rusia 2018 cuando apenas jugó 88 minutos divididos en dos partidos y en los que no pudo hacer ningún aporte en cancha.

Foto: Julian Finney/Getty Images