Britney Spears responde a las acusaciones de su expareja, Kevin Federline, sobre el distanciamiento de sus hijos

·3 min de lectura

Hace unos días, Kevin Federline, exesposo de Britney Spears y el padre de sus dos hijos Sean Preaston y Jayden James, hacía público que los niños habían decidido de forma voluntaria distanciarse un tiempo de la cantante debido a la reciente liberación de Britney de la tutela de su padre y, según el exbailarín, por la forma que tenía la estrella del pop de expresarse en las redes sociales: “Los chicos han decidido que no la van a ver en este momento… Han pasado unos meses desde que la han visto. Ellos tomaron la decisión de no ir a su boda”. Ahora bien Britney no se ha quedado callada y ha querido explicar su versión a sus seguidores.

Los hijos adolescentes de Britney Spears, los grandes ausentes en la boda, le envían un cariñoso mensaje a su madre

VER GALERÍA

hijos
hijos

Spears ha utilizado sus redes sociales para expresar cómo se siente ante las recientes declaraciones de su expareja: “Me apena escuchar que mi exmarido ha decidido hablar públicamente sobre la relación que existe entre mis hijos y yo. Como todos sabemos, criar a niños adolescentes no es fácil para nadie” empezaba diciendo la autora de de éxitos como Toxic. Después hacía alusión a la acusación sobre el contenido que publicaba en sus redes, explicando que “eso no tiene nada que ver y que todo esto viene de mucho antes”. Además quiso destacar que parte de la culpa de que no viera a los niños la tenía su madre, quien sugirió que “debía darle los niños a su padre”, todo esto mientras Britney se encontraba bajo la tutela de su padre.

El incidente que estuvo a punto de arruinar la boda de Britney Spears: su exmarido intentó colarse

Miley Cyrus, Olivia Rodrigo y otras estrellas del pop que se han inspirado en Britney Spears

La artista estuvo bajo la tutela legal de su padre, James Spears, durante 13 años, durante los cuales no pudo tomar decisiones como tener un hijo o casarse, fue presionada para trabajar, le controlaban su medicación y no tenía acceso a su dinero. Todo esto hizo que Birtney perdiera un 20 por ciento de la tutela de sus hijos. “No he podido salir de casa con libertad desde hace 15 años. Necesitaba permiso para todo. Poder tener acceso ahora a mi propio dinero me resulta abrumador. Además los insultos que conlleva la fama en este negocio no solo me afectan a mí si no también a mis niños, soy un ser humano y he hecho lo mejor que he podido” aseguraba la cantante dejando claro que todos los videos o fotografías que ha compartido con sus fans han sido una forma de expresar su nueva libertad y que no lo considera nada negativo.

Es actor, entrenador personal y le encanta el sushi: lo que aún no sabes de Sam Asghari, pareja de Britney Spears

VER GALERÍA

britney1
britney1

Su actual marido Sam Asghari ha defendido a su mujer añadiendo que no ha hecho nada malo y que “los niños cumplirán 18 años pronto y tendrán libertad para tomar sus propias decisiones”. Agregaba también que el comportamiento que ha tenido Kevin todos estos años apoyando al padre de Britney dicen mucho de él: “Te deseo lo mejor y una actitud más positiva en un futuro, pero por ahora, no vuelvas a nombrar a mi mujer” sentenciaba Asghari. La “guerra” está servida y habrá que esperar a ver si continuan las declaraciones, por el momento Britney Spears se encuentra feliz disfrutando de su nuevo matrimonio y de su ansiada libertad.