¿Del Brexit a una guerra comercial? Reino Unido rompe la baraja por el Protocolo

·4 min de lectura

El próximo 23 de junio se cumplen seis años desde que el Reino Unido decidió en referéndum abandonar la Unión Europea. Un periodo en el que las condiciones del divorcio han marcado las relaciones bilaterales y que podría terminar de la peor de las maneras posibles: con una guerra comercial.

Y lo cierto es que tras meses de mensajes cruzados, amenazas e hipótesis, la posibilidad está encima de la mesa. El motivo que enfrenta a ambas partes es el Protocolo de Irlanda del Norte, un acuerdo firmado por la Unión y Reino Unido que garantiza que la frontera entre las dos Irlandas siga siendo invisible y respete el Acuerdo de Viernes Santo, que en 1998 puso fin a décadas de violencia.

Boris Johnson quiere cambiar el Protocolo firmado por Reino Unido con la UE. (Photo by ADRIAN DENNIS/AFP via Getty Images)
Boris Johnson quiere cambiar el Protocolo firmado por Reino Unido con la UE. (Photo by ADRIAN DENNIS/AFP via Getty Images)

Hasta aquí todo bien, pero el problema es que los británicos están dispuestos a todo con tal de modificar el Protocolo, sin descartar incluso incumplirlo de forma unilateral. Cabe recordar, en este sentido, que fue el propio país el que lo firmó libremente y refleja perfectamente cómo Boris Johnson ha convertido el país en un sainete permanente.

En virtud del acuerdo, Irlanda del Norte sigue las normas aduaneras de la Unión Europea, formando parte del mercado único de mercancías y aplicando la legislación comunitaria. De esta manera, la frontera entre Reino Unido y la UE se encuentra en el mar de Irlanda. ¿Cuál es la consecuencia más evidente? Que lo que ha hecho el Protocolo, firmado por Boris Johnson, ha sido alejar a Irlanda del Norte de Reino Unido y acercarla a Irlanda.

Y eso es justamente lo que buscan los republicanos irlandeses, que aspiran a un referéndum que vuelva a unir la isla 100 años después de la separación, pero no lo que quieren los unionistas. Concretamente, ahora mismo la situación en Irlanda del Norte es de bloqueo absoluto, ya que obligatoriamente los Gobiernos deben estar representados por las dos corrientes y estos últimos se niegan mientras esté en vigor el Protocolo.

Y la manera de actuar de Boris Johnson vuelve a ser la improvisación. Sumido en numerosos escándalos por las fiestas durante la pandemia y en un momento de mínima popularidad, el país vuelve a tensar la cuerda con la Unión, a riesgo de que esta se rompa.

El primer objetivo es que todos los bienes que fluyan desde Irlanda del Norte al resto del Reino Unido y viceversa y no vayan a Irlanda, no tengan que estar sometidos a controles, algo que incumpliría el acuerdo ya firmado entre las partes.

La ministra de Exteriores, Liz Truss, ya dejó claro que el camino era la negociación, pero que el Gobierno no dudaría en actuar unilateralmente si fuera necesario.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La respuesta de la Comisión Europea no se ha hecho esperar. Está abierta al diálogo, pero lanza un serio aviso al país si no respeta el Protocolo.

"Las acciones unilaterales que contradigan un acuerdo internacional no son aceptables", señaló el vicepresidente Maroš Šefčovič, antes de añadir que "si el Reino Unido decide seguir adelante con un proyecto de ley que deshabilite los elementos constitutivos del Protocolo, como anunció hoy el gobierno del Reino Unido, la UE deberá responder con todas las medidas a su disposición".

Y entre esas medidas estaría una guerra comercial que tendría consecuencias gravísimas para el comercio. Ya con el inicio de la aplicación del Brexit, Reino Unido sufrió desabastecimiento en supermercados y gasolineras y largas colas en el Canal de la Mancha y una situación de conflicto con la UE sería catastrófica.

Pero con Johnson a los mandos, basado en una estrategia de tirar hacia adelante y después ya veremos, cualquier cosa es posible. Está por ver cómo evoluciona el enfrentamiento y si al final no llega la sangre al río.

EN VÍDEO I Surrealismo puro en el Reino Unido: ciudadanos llenando bolsas de gasolina en medio del caos

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente