BREAKINGVIEWS: El virus puede convertir la bendición global del Santander en maldición

Por Christopher Thompson
·3 min de lectura
FILE PHOTO: The logo of Santander bank is seen at a branch in Mexico City
FILE PHOTO: The logo of Santander bank is seen at a branch in Mexico City

Por Christopher Thompson

LONDRES, 27 oct (Reuters Breakingviews) - La resistencia geográfica de Ana Botín podría convertirse en una debilidad. El Banco Santander, que cotiza en la bolsa española, anunció un notable repunte de los beneficios en el tercer trimestre, gracias al fuerte crecimiento en América Latina, el principal eje en la diversificación global del banco. Sin embargo, puede que haya secuelas de la pandemia de COVID-19.

El martes, Botín reiteró que la diversificación del Santander a través de Europa y las Américas sustenta unos "resultados de alta calidad". El tercer trimestre aportó nuevas pruebas: el beneficio neto repuntó hasta casi 1.800 millones de euros tras las enormes pérdidas de los tres meses anteriores debido a los 12.600 millones de euros en saneamientos contables. Excluyendo este último impacto, el beneficio ordinario, aun así, cayó un 40%, hasta los 3.700 millones de euros, en los primeros nueve meses del año. Sin embargo, una morosidad inferior a la temida dio a Botín la confianza para proyectar un beneficio neto ordinario de 5.000 millones de euros en el conjunto del año y proponer un dividendo en efectivo de 10 céntimos por acción en 2021, pagadero una vez que se levanten las restricciones regulatorias.

Este optimismo viene avalado por el auge de los volúmenes de préstamos en América Latina. Los préstamos en la región, que representan el 41% del beneficio neto del grupo, crecieron un 17% interanual, incluyendo incrementos de dos dígitos en todos los mercados. Los bajos tipos de interés hicieron que las hipotecas en Brasil, el mayor contribuyente individual de ingresos de Botín, se duplicaran con creces durante el trimestre. El consiguiente aumento de los ingresos por créditos permitió a Santander limitar la caída de su beneficio ordinario en la región a un 10% respecto a 2019, frente a una caída del 44% en Europa.

Aun así, la confianza puede resultar excesiva. El Fondo Monetario Internacional proyecta que la economía de Brasil se contraerá en casi un 6% este año. Y Santander obtuvo más de la mitad de los beneficios netos de cinco países - Brasil, Estados Unidos, España, Chile y Argentina - en los que las infecciones por COVID-19 han saltado por encima de los 20.000 por cada millón de habitantes, según la Organización Mundial de la Salud. Nuevos confinamientos y restricciones podrían hacer que algunos de los préstamos acaben entrando en mora.

La previsión de Botín de obtener un RoTE (rendimiento sobre el capital tangible) ordinario del 7,5% este año implica que las acciones deberían cotizar a alrededor del 70% del valor en libros, suponiendo un 10% de coste de capital. El hecho de que las acciones coticen a menos de la mitad del valor en libros, pese a un aumento del 4% en la cotización, indica que los accionistas deben ser cautelosos. Para cerrar esa brecha, Botín tendrá que demostrar que el auge de los préstamos del Santander en América Latina se ha hecho con la debida precaución.

En Twitter https://twitter.com/CGAThompson

- Columnas anteriores con la misma firma, para clientes de Reuters: [THOMPSON/] - SUSCRIPCIÓN A ALERTAS DE CORREO ELECTRÓNICO DE BREAKINGVIEWS: http://reut.rs/2dxfHO3

(Editado por George Hay y Karen Kwok; traducido por Tomás Cobos)