El barullo de la familia real española llega en mal momento

Antonio Fontán, una destacada figura en la Transición a la democracia en España, una vez reflexionó que el país "es un Reino o es un barullo". En este momento, la propia monarquía está causando una conmoción. Sólo días después de que una encuesta mostrara que menos de la mitad de los españoles apoyan la monarquía y de que el rey titubease en un discurso anual, su hija Cristina fue imputada en una investigación por supuesta evasión fiscal y blanqueo en una organización sin ánimo de lucro de su esposo. Llega en un momento terrible. En la imagen de archivo, la infanta Cristina llega a su trabajo en Barcelona, el pasado 5 de abril de 2013. REUTERS/Gustau Nacarino (Reuters)

Por Fiona Maharg-Bravo (La autora es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones que expresa son suyas) MADRID, 13 ene (Reuters Breakingviews) - Antonio Fontán, una destacada figura en la Transición a la democracia en España, una vez reflexionó que el país "es un Reino o es un barullo". En este momento, la propia monarquía está causando una conmoción. Sólo días después de que una encuesta mostrara que menos de la mitad de los españoles apoyan la monarquía y de que el rey titubease en un discurso anual, su hija Cristina fue imputada en una investigación por supuesta evasión fiscal y blanqueo en una organización sin ánimo de lucro de su esposo. Llega en un momento terrible. Para empezar, es difícil combatir la evasión fiscal generalizada en España si la élite está bajo sospecha. No sólo la monarquía; el partido de centroderecha que gobierna el país también se ha visto sacudido por acusaciones de que recibía comisiones. Las acusaciones han sido negadas, pero los escándalos han mermado la fe en los políticos y alimentado las sospechas de que la corrupción es endémica: junto cuando muchos españoles tienen que apretarse el cinturón. Es alentador para la democracia española que una infanta no esté por encima de la ley. Pero para que la monarquía beneficie a la nación, la institución tiene que ser respetada. La necesidad es particularmente grande ahora mismo, con el giro de Cataluña hacia la independencia que está alcanzando un punto álgido. La región está presionando para celebrar un referéndum sobre la independencia hacia finales de año. El Gobierno dice que la Constitución, redactada en 1978, no contempla la secesión. Pero algunos expertos piensan que la muerte del Rey o la abdicación podría exacerbar el creciente sentimiento de que la Carta Magna ha cumplido su propósito. El Rey ha sido uno de los pilares fundadores de la democracia española. Cuando no esté, los españoles podrían decidir que quieren otra organización. Los monárquicos pueden consolarse con la creciente popularidad del príncipe heredero, Felipe de Borbón. Casi el 60 por ciento de los españoles creen que podría restaurar el prestigio de la corona, según una encuesta publicada por El Mundo. Algunos creen que el modo de hacerlo es que el príncipe Felipe lidere un papel como mediador en el conflicto catalán y lidie con una serie de problemas económicos acuciantes. Como su padre, podría ganarse los galones. Pero es una tarea difícil para una personalidad no elegida sin experiencia política. Y el hecho de que algunos depositen tanta fe en él es en sí preocupante. CONTEXTO - La infanta Cristina, hija del Rey Juan Carlos, declarará el 8 de febrero ante un juez instructor en Palma de Mallorca por presunta evasión fiscal y blanqueo. Niega los cargos pero ha decidido no apelar, dijeron sus abogados el 11 de enero. - El caso se centra en la implicación de la infanta en la Fundación Nóos, una organización sin ánimo de lucro dirigida por su marido, el exjugador de balonmano olímpico Inaki Urdangarin. Urdangarin fue imputado previamente por prevaricación, malversación, fraude, falsedad documental y delitos contra la Hacienda Pública en un caso sobre la presunta apropiación indebida de casi seis millones de euros de fondos públicos de Baleares y Valencia a través de Noós. - En una encuesta publicada por el diario El Mundo, menos del 50 por ciento de los españoles apoyaban la monarquía. Un sesenta y dos por ciento pensó que el Rey pensaba que el Rey debería abdicar en favor de su hijo, el príncipe Felipe. - Reuters: El juez vuelve a imputar a la infanta Cristina en España.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente