Brasileños se entregan al ritmo de las comparsas a dos semanas del carnaval

1 / 3
Foto cedida que muestra a integrantes de la comparsa "Desliga da Justiça", este sábado en la ciudad de Rio de Janeiro, Brasil. EFE/FERNANDO MAIA/RIOTUR

Sao Paulo, 8 feb (EFE).- Brasil ya está en clima de carnaval. Miles de personas salieron este sábado a las calles de las principales ciudades del país para bailar y cantar al son de las comparsas, pese a que aún faltan dos semanas para el inicio oficial de su mayor fiesta.

Apenas ha pasado un mes desde el "Reveillon" o fiesta de Año Nuevo, pero Brasil ya está inmerso en una nueva atmósfera festiva en la que se mezclan extravagantes disfraces, alcohol y música a partes iguales.

Es la gran cita festiva del país y cada año gana más adeptos.

En Sao Paulo, la mayor ciudad del país, se prevé en este carnaval un número récord de los llamados "blocos" (comparsas callejeras) que puede llegar a 800 y en los que se estima que participen unos 15 millones de personas.

Este mismo sábado ya desfilaron por la capital paulista una veintena de comparsas, algunos de los más variopintos, como el llamado "Bloco 77", dirigido para el público punk y rockero y que tuvo un tono reivindicativo contra las políticas del presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro.

Ese curioso desfile tuvo lugar en el barrio de Pinheiros, zona acomodada de Sao Paulo, y juntó a personas de diferentes edades, algunos de los cuales vestían camisetas con la palabra "antifascista".

En Río de Janeiro, miles de personas también coparon las calles de la ciudad más turística de Brasil desde primera hora de la mañana en desfiles como "Desliga da Justiça", hasta por la noche con la "Banda de Ipanema".

Estos primeros desfiles, que también se repitieron hoy en otras importantes urbes brasileñas, como Belo Horizonte, son tan solo un adelanto de lo que vendrá en las próximas semanas, pues oficialmente el carnaval comenzará el 21 de febrero.

El sector hotelero espera durante este carnaval, que se prolongará hasta finales de febrero, una tasa de ocupación superior a la de 2019 en los principales destinos turísticos del país, de acuerdo con la Asociación Brasileña de la Industria de Hoteles (Abih).

La entidad prevé que la revalorización del dólar frente al real animará a los turistas extranjeros a viajar a Brasil y a los propios brasileños a hacerlo por la geografía nacional.

Según una encuesta de la Confederación Nacional del Comercio de Bienes, Servicio y Turismo (CNC) divulgada el pasado lunes, las actividades turísticas durante el carnaval moverán este año cerca de 8.000 millones de reales (unos 1.860 millones de dólares), lo que equivaldría al mayor volumen de facturación desde 2015.