Brasil y su pequeño gran fracaso marcan la jornada panamericana en Lima-2019

Por Hector Velasco, Mauricio ARBILLA
1 / 3
El podio de anillas de los Juegos Panamericanos de Lima, el 30 de julio de 2019, con el mexicano Fabián de Luna (c, oro), el brasileño Arthur Zanetti (izq, plata) y el argentino Federico Martín Molinari (bronce)

Debía ser un mero trámite. Arthur Zanetti pasaría por las anillas y Brasil se anotaría un oro más en Lima-2019, pero el pequeño gigante se hizo demasiado humano y su país cedió en la puja con México y Argentina en lo alto del medallero panamericano este miércoles.

Excampeón olímpico de 29 años, Zanetti perdió fugazmente el equilibrio y Brasil quedó maltrecho en la lucha por reducir la distancia con Estados Unidos, que sigue dándose su propio banquete en la mesa que organizaron los peruanos.

La superpotencia dobló la cosecha dorada de su escolta México: 28 contra 13.

Brasil se aferra al tercer puesto, con once oros, y bajo el acecho de Canadá, Argentina Y Colombia, todos con ocho. Los canadienses despertaron con apetito después de una siesta de tres días de finales y ya comienzan a mirar de cerca a los mexicanos.

- "Sonado FracaZo" -

Pero el día lleva impresa la decepción antes que el triunfo. Y el fracaso se escribe con la 'z' de Zanetti.

Llamado a ser figura, el brasileño se despidió de estas competencias con una nota inusualmente baja (14.400) y mirando al podio más alto, donde estaba el mexicano Fabián De Luna dichoso con el oro que debía ser brasileño.

Fue un pequeño desequilibrio en el aire pero un fracaso de tamaño panamericano para el gigante.

"Sí, salí decepcionado. No hice lo mejor. Podría haber hecho mucho más. Tuve algunos contratiempos en el camino, pero no es disculpa", dijo el brasileño de 1,56 metros de estatura.

El domingo, el gran Zanetti, oro olímpico en anillas en Londres-2012 y plata en Rio de Janeiro-2016, había guiado a Brasil en la conquista del título en el concurso por equipos masculino de la gimnasia artística.

- Contracara -

Mientras Brasil se conduele con el tropiezo de su pequeño gigante, Estados Unidos se arrellana para ver a la reina. ¡Con Ustedes la gran Regina Jaquess!.

La norteamericana de 35 años completó su tercer oro en esquí acuático de Lima-2019 en el overall femenino. El lunes había ganado en slalom y salto femeninos.

La canadiense Whitney McClintock, quien debió resignarse con la plata en las tres pruebas, resume bien el fenómeno de la reina:

"Lo que ella hizo (el lunes) yo nunca lo he hecho en un torneo, así que tendría que haber esquiado de una forma inimaginable para haber ganado".

Ya sea sobre el agua, en el tiro deportivo masculino (oro en fosa y rifle 50 m) o en el voleibol playa femenino, Estados Unidos manda.

Y aunque su primer puesto se da por descontado, el universo panamericano del deporte sigue con atención a los de la barras y las estrellas para cuando alcancen la dorada 2.000. Faltan 24 y contando. La hazaña se escribirá de aquí a muy pronto.

- Pisco... pero chileno -

Chile, en tanto, comenzó a brindar en la casa peruana con su propio pisco, la bebida tradicional de los anfitriones cuya paternidad aún desata acaloradas discusiones con los chilenos.

Thomas González le dio a los australes la primera dorada panamericano de su historia en gimnasia artística modalidad ejercicios en piso. Lo había intentado en Rio-2007 y Guadalajara-2011, pero la vencida fue en Lima.

Fue también el primer gran podio para los chilenos en estos Juegos Panamericanos.

María Alejandra Valdés también dijo presente en halterofilia, y los primos Marco y Esteban Grimalt en voleibol plata pidieron el tercer oro del día.

"Siempre es difícil asegurar una medalla, pero era muy probable, por eso de cara al Mundial (de Stuttgart, en octubre) ayuda muchísimo para poder pensar en una final y en una clasificación" a Tokio-2020, dijo González.

La jornada se cerró con la primera final entre los dos grandes de Sudamérica, Brasil y Argentina, en este caso en el torneo femenino de balonmano, con un cupo para el campeón para los Juegos de Tokio-2020.

Y la selección auriverde, la potencia regional de este deporte, fue muy superior a su par de Argentina a la que derrotó por 30 a 21 para colgarse el oro y agenciar su lugar en la cita del año próximo en la capital japonesa.

En su edición número 18, los Juegos Panamericanos reúnen a casi 6.700 atletas en 39 deportes y 61 disciplinas. El evento deportivo más grande del continente se disputará hasta el 11 de agosto.