Exsecretario brasileño de Salud afirma que Pfizer no confiaba en su vacuna

·2 min de lectura

Brasilia, 9 jun (EFE).- El exsecretario ejecutivo del Ministerio de Salud de Brasil Elcio Franco afirmó este miércoles, ante una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) del Senado, que la gigante farmacéutica estadounidense Pfizer no confiaba en su vacuna anticovid en el momento de iniciar las negociaciones con el país.

"Diferentemente de otros laboratorios con los cuáles tratábamos, nos pareció que ella (Pfizer) quería eximirse de responsabilidad civil sobre efectos colaterales graves. Ni ella confiaba en lo que estaba vendiendo para nosotros. Entonces esa fue nuestra primera impresión", aseveró Franco, un coronel de la reserva.

En su cargo como secretario ejecutivo, equivalente a viceministro, Franco fue responsable por las negociaciones para la adquisición de vacunas contra el coronavirus, que en el país superó ya los 17 millones de casos confirmados y se aproxima a las 480.000 muertes.

Franco fue interrogado este miércoles durante casi doce horas por los senadores de la CPI, que indagan sobre la responsabilidad del Ejecutivo encabezado por el presidente, Jair Bolsonaro, en el agravamiento de la pandemia.

La demora para adquirir vacunas ofrecidas por laboratorios, como el del consorcio de Pfizer con la alemana BioNTech; el estímulo para el tratamiento precoz con medicamentos que no tienen comprobación científica para su efectividad y su oposición contra las cuarentenas, son algunas de las críticas a Bolsonaro.

El exsecretario calificó como "draconianas" las cláusulas presentadas en la oferta inicial de Pfizer y alegó que, además, la demora de la negociación fue también por la falta de aprobación de la vacuna Cominarty por parte de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador).

El senador Randolfe Rodrigues, del opositor partido Rede, alegó que el Gobierno dejó de responder en casi un 90 % las 81 comunicaciones enviadas por Pfizer durante todo 2020 para concretar la oferta, que en febrero se cerró por 100 millones de dosis hasta septiembre de 2021 y otra cantidad igual a partir de octubre.

Además de Pfizer, con un bajo porcentaje, Brasil realiza su vacunación con proporción casi igual de los inmunizantes Covishield, del laboratorio anglo-sueco AstraZeneca y la universidad británica de Oxford, y Coronavac, del chino sinovac, ambas con producción local de las estatales Fiocruz y Butantan, respectivamente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente