Brasil gana 2-0 a Paraguay y se medirá a Colombia en la final de la Copa América Femenina

·5 min de lectura
EFE - Mauricio Dueñas Castañeda

La final de la Copa América Femenina quedó definida este martes luego de que Brasil venciera a Paraguay 2-0 en la ciudad colombiana de Bucaramanga. El encuentro estuvo marcado por la superioridad de las brasileñas, que dominaron y marcaron el ritmo del partido. La selección verde-amarela se enfrentará a las locales este sábado.

Una nueva lección de fútbol. Brasil derrotó 2-0 a Paraguay en la segunda semifinal de la Copa América Femenina en un partido en el que la 'Canarinha' demostró su alto nivel futbolístico.

Dominio del balón, pases acertados, presión individual y colectiva, jugadas dignas del adjetivo del sonado “jogo bonito” y un equipo que en lo colectivo resalta las individualidades hicieron parte del repertorio del juego de una selección que lleva años formando su talante futbolístico.

Antes del partido las brasileñas ya eran las favoritas. Las estadísticas eran contundentes: 12 puntos de 12 posibles en la fase de grupos, siete veces ganadoras de la Copa América Femenina, 14 partidos invictos, 17 goles a favor y ninguno en contra. Y Brasil no decepcionó. Más allá de los números, la selección mostró su calidad durante los 90 minutos de la semifinal.

El primer gol llegó al minuto 16, cuando se conectaron dos jugadoras del Palmeiras. Beatriz Zaneratto, aprovechó un rebote y habilitó a Ary Borges, que convirtió su segundo tanto en el torneo con un fuerte remate al palo izquierdo.

De paseadora a goleadora, Zaneratto convirtió el segundo gol con un remate cruzado con su pierna izquierda después de una falta que dejó seguir la árbitra del partido.

El segundo tiempo estuvo marcado por la posesión del balón por parte de las brasileñas, que remataron en múltiples ocasiones al arco pero no pudo concretar.

Paraguay, por su parte, resistió el avance brasileño y dio de qué hablar en el balón parado desde ambos perfiles. La jugadora de Ferroviaria, Fany Guato, probó a la arquera brasileña con su pierna izquierda; y la jugadora del Sevilla, Jessica Martínez, hizo lo propio desde la derecha. Sin embargo, el gol no llegó para las paraguayas.

Así, Brasil sigue con su racha ganadora y se medirá contra Colombia este sábado. Además, se lleva un cupo para la Copa del Mundo de 2023 y los Juegos Olímpicos de 2024. Y sella otra hazaña: las brasileñas han estado en nueve de las nueve citas mundialistas.

Brasil, superior pero menos efectiva

Brasil lo volvió hacer. Ganó su quinto partido en esta Copa América Femenina y mostró nuevamente que es un referente no solo de la región sino a nivel mundial.

Afuera del terreno, una de las artífices del estilo de juego brasileño es su entrenadora, Pia Sundhage. La sueca ha forjado su nombre en distintas selecciones del mundo. Dirigió a Estados Unidos, a Suecia y ahora da cuenta de su experiencia en el conjunto brasileño.

Una de sus claves ha sido la rotación. En cada partido Brasil ha cambiado sus once iniciales. En el de este martes la superioridad comenzó en lo físico y terminó en lo técnico. Un equipo descansado que supo regular los ritmos de juego y que demostró que sabe aprovechar la tenencia del balón.

Las brasileñas tuvieron un 69% de la posesión y un 83% de precisión en los pases.

La figura del juego fue la delantera Beatriz Zaneratto. De 28 años, la jugadora no solo anotó el segundo gol del partido, su tercero en la competencia, sino que también se llevó una asistencia.

A pesar del dominio, Brasil fue menos efectiva que en encuentros anteriores. Tuvo más de veinte remates, pero solo concretó en dos ocasiones. Y el de este martes es el partido en el que menos ha anotado, pues en todos los encuentros previos venció por más de tres tantos.

Paraguay, la sorpresa del torneo

Cuando comenzó la Copa América Femenina pocos habrían apostado por ver a Paraguay en instancias finales. Pero sus jugadoras han hecho de esa selección la sorpresa de este torneo.

El partido de este martes mostró que las paraguayas tienen mucho donde construir. Se enfrentaban a la selección favorita, pero desde el primer minuto resistieron la avanzada brasileña.

Antes del primer gol lograron acercarse al arco en dos oportunidades y probaron a la arquera del equipo brasileño Grêmio, Lorena Leite. En total tuvieron nueve remates y tres de ellos fueron al arco.

La delantera Fany Gauto aseguró para el canal 'DirecTv' que “Brasil fue más contundente en temas de finalización” y agregó: “Me voy con la satisfacción de haberlo dado todo”.

Las atajadas de la jugadora del equipo argentino San Lorenzo, Alicia Bobadilla, resaltaron de la actuación paraguaya. De solo 1,68 m de altura, defendió el arco de su selección en múltiples ocasiones.

Las paraguayas se mostraron organizadas durante todo el partido y demostraron su fortaleza defensiva. Aún cuando tenían todos los números en contra. A diferencia de Brasil, las paraguayas nunca han participado en un Mundial y su mejor posición en una Copa América había sido el cuarto puesto.

Pero la selección dirigida por el entrenador de nacionalidad italiana y brasileña Marcelo Frigerio, tendrá otra oportunidad de revertir las estadísticas. Se enfrentará ante Argentina este viernes y no solo se podrá llevar el tercer puesto, sino que también conseguirá un boleto que las conducirá a Australia y Nueva Zelanda en 2023.

El Campeonato Brasileño de Fútbol Femenino, una de las razones del dominio de la 'Canarinha' en la Copa América

Una liga organizada y con mayor continuidad. El Campeonato Brasileño de Fútbol Femenino es uno de los referentes de la región. Su calidad le ha valido a los equipos brasileños la mayor cantidad de triunfos en la máxima competencia por clubes de América del Sur, la Copa Libertadores Femenina.

Estos se han llevado diez de sus trofeos y han quedado tres veces en segundo puesto. Unas cifras que distan de todos los otros países de la región. Los equipos de Chile, Colombia y Paraguay solo han logrado salir campeones en una oportunidad.

La calidad del torneo brasileño también se refleja en su Selección, más de diez de sus jugadoras están en las filas de un club de Brasil.

Así, el rendimiento de la Selección brasileña en esta Copa América y en toda su historia no se puede desligar de la fortaleza de su torneo interno. Uno que podría ser la excepción de la regla en la calidad de las ligas femeninas sudamericanas que tienen un largo camino que recorrer para dar la talla a nivel mundial.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente