Brasil decide en las presidenciales el modelo de país para los próximos cuatro años

Los votantes brasileños tenían este domingo una disyuntiva bien diferenciada o reelegir al candidato de la extrema derecha Jair Bolsonaro o devolver a la presidencia a la izquierda atenuada del expresidente Lula da Silva. Bolsonaro se postula "por el bien de Brasil". Lula por la "victoria de la democracia". Ambos votaron este domingo, Bolsonaro en Rio de Janeiro y Lula en São Bernardo do Campo, en São Paulo.

Lula da Silva ha afrontado la campaña electoral teniendo bien presente que las elecciones legislativas pusieron la mayoría del parlamento federal en manos de la derecha de Bolsonaro. La misma situación se reproduce en la mayor parte de los estados brasileños con lo que ha evitado promesas incumplibles. Algo que le ha facilitado pactar con los centristas con el lema de recuperar la democracia.

Los disputados votos de la derecha religiosa evangélica no habrían caído en las urnas en la oferta electoral de Lula, todos los datos demoscópicos disponibles muestran que siguen votando a la derecha radical de Bolsonaro. Las concesiones de Lula retorciendo convicciones para oponerse al aborto no habrían modificado el voto sindicado más importante de la derecha brasileña.