Brasil confirma otras 528 muertes por covid-19 y roza las 240.000 muertes

Agencia EFE
·2 min de lectura

Sao Paulo, 15 feb (EFE).- Brasil sumó en las últimas 24 horas otras 528 nuevas muertes por coronavirus, por lo que el total de fallecidos asciende ya a 239.773, mientras que el número de infectados se acerca a los 10 millones, informó este lunes el Gobierno.

En el mismo periodo, las autoridades fueron notificadas de 32.197 nuevos contagios por el patógeno, con lo cual el país suramericano registra 9.866.710 casos confirmados de la covid-19, de acuerdo con el más reciente boletín del Ministerio de Salud.

Brasil sigue así como uno de los países más azotados por la pandemia, al lado de Estados Unidos e India, en momentos en que los expertos alertan de que la crisis sanitaria podría agravarse en las próximas semanas, en medio del virtual festivo de Carnaval que el país vive desde el pasado viernes y que se extenderá hasta el miércoles.

Los datos de la cartera apuntan que la tasa de mortalidad por el coronavirus se situaba este lunes en 114 decesos por cada 100.000 habitantes, mientras que la incidencia era de 4.695 personas infectadas por cada 100.000 individuos.

Asimismo, un total de 8.805.239 personas ya están recuperadas de la enfermedad en Brasil, mientras que otras 821.698 siguen bajo acompañamiento médico.

El gigante suramericano vive desde noviembre pasado una segunda ola de la pandemia y alcanzó la víspera un promedio móvil de 1.105 muertes en los últimos siete días, la mayor media ya registrada desde el inicio de la pandemia en el país, en febrero del año pasado.

Las autoridades igualmente han manifestado preocupación en los últimos días ante el avance de la nueva variante amazónica por "todo el país", cuyo potencial de contagio parece ser mucho mayor al de la cepa original.

En medio a ese escenario, la ciudad de Araraquara, en el interior de Sao Paulo y con unos 280.000 habitantes, decretó este lunes un riguroso toque de queda por 15 días tras detectar 12 casos de transmisión local a causa de la variante amazónica.

Brasil confía en el avance de su campaña de vacunación, iniciada a media marcha hace casi un mes, para controlar la situación, aunque la falta de nuevas dosis e insumos para la producción local de antídotos amenaza con su paralización en diversas ciudades, como Río de Janeiro, que anunció hoy la suspensión de la inmunización a partir del miércoles por falta de vacunas.

(c) Agencia EFE