Brasil baja la tasa básica de interés al 7 %, el menor nivel de su historia

En la imagen un registro del interior de la sede del Banco Central de Brasil, en Brasilia. EFE/Archivo

Sao Paulo, 6 dic (EFE).- El Banco Central de Brasil redujo hoy, por una unanimidad, la tasa básica de interés del 7,5 % al 7 % anual, lo que supone el décimo corte consecutivo y sitúa al indicador en el menor nivel de su historia, informó la entidad.

La bajada de 0,5 puntos porcentuales fue anunciada este miércoles por el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central y responde al mejor comportamiento de la inflación y a la ligera recuperación económica que se atisba para este año.

A pesar de que en la comparación con otros países el porcentaje aún es alto, se trata de la tasa de tipos de interés más baja desde el inicio de la serie histórica del Banco Central, la cual comenzó en 1986.

La nueva marca es inferior al 7,25 % al que se llegó entre octubre de 2012 y abril de 2013.

En esos meses, Brasil, un país con un histórico de intereses altos, mantuvo la tasa en ese porcentaje y posteriormente fue reajustada al alza hasta alcanzar el 14,25 % anual en julio de 2015.

Sólo en octubre del año pasado comenzó a bajar, una tendencia que se ha mantenido con diez cortes seguidos hasta alcanzar hoy su mínimo histórico.

"El conjunto de los indicadores de actividad económica divulgados desde la última reunión del Copom muestra señales compatibles con la recuperación gradual de la economía brasileña", indicó el Banco Central en un comunicado.

La tasa básica de interés es el principal instrumento del Banco Central para controlar la inflación, que ha experimentado un descenso sostenido en los últimos meses y cuya previsión es que termine 2017 en torno al 3 %, frente al 10,67 % de final de 2015.

En este sentido y con las señales que muestran una tímida reactivación económica, el Banco Central viene bajando los intereses para estimular aún más la economía con un crédito más barato y aumentar así la demanda por productos y servicios.

La economía brasileña comenzó este año a repuntar -acumula en los nueve primeros meses del año un crecimiento del 0,6 %- tras una profunda recesión en los que el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomó más del siete por ciento entre 2015 y 2016.

La bajada de tipos, en teoría, debe impulsar ese crecimiento y animar a los sectores productivos del país, lo que a la postre ayudaría a descender los preocupantes índices de desempleo, que afecta a casi 13 millones de personas.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines