1 / 15

La lucha contra el coronavirus en el Amazonas

En la imagen, el doctor Jorge Hernandez, de 35 años, y su equipo trasladan a Maria Angela, una mujer de 56 que dio positivo por Covid-19, desde su domicilio en el municipio brasileño de Portel, en la isla de Marajó, hasta un barco ambulancia para trasladarla al hospital. (Foto: Uesley Marcelino / Reuters).

FOTOS | La lucha contrarreloj en el Amazonas para salvar vidas en mitad de la pandemia del coronavirus

Después de Estados Unidos, Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el coronavirus. A 29 de junio, el número de casos era de 1.344.143, mientras que se habían contabilizado 57.622 fallecimientos. A medida que la pandemia se ha ido extendiendo por el gigante sudamericano, el frente se ha desplazado desde los hospitales modernos de las principales ciudades a las zonas más remotas y desfavorecidas del país.

En los meses de abril y mayo, se produjeron dos focos importantes en las ciudades de Belém y Macapá, en la desembocadura del río Amazonas, y la Covid-19 se ha expandido después por las zonas rurales de la región, en las que actualmente se vive una situación crítica. Aquí el coronavirus se mezcla con la pobreza y la falta de medios y la distancia social es imposible de mantener en las pequeñas chozas de madera en la que residen sus habitantes. Muchos de ellos no tienen ni siquiera teléfono y no hay ninguna clínica cerca. De hecho, numerosos vecinos no habían tenido hasta ahora contacto con la sanidad pública.

Pese a todos los inconvenientes, un equipo de profesionales médicos trabaja sin descanso en la zona visitando domicilios y transportando pacientes en barco a través del Amazonas en viajes que duran más de una hora.

Más historias que te pueden interesar: