Brahim Ghali designa un nuevo gobierno saharaui

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Ghali. EFE/Ernesto Mastrascusa/Archivo

Argel, 16 ene (EFE).- El Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, nombró hoy un nuevo gobierno que encabezará Boucharaya Beyoun Hamoudi y tendrá un total de 19 ministros, entre ellos cuatro mujeres

Según un comunicado de la presidencia, además del nuevo gabinete, Ghali también nombró nuevos gobernadores en las wilayas de El Aaioun, Auserd, Smara, Dajla, Boudjadour y Chahed al Hafedh, en los campamentos de refugiados en los que la mayor parte de la población saharaui vive desde que en 1975 Marruecos ocupara la antigua colonia española.

Beyoun Hamoudi, asumió el cargo en sustitución de Mohamed al Uali Aakeik, nombrado ministro de los Territorios Ocupados y la Diáspora.

Por su parte, Mohamed Salem Ould Salek mantiene su cargo como ministro de Asuntos Exteriores, mientras que la cartera de Interior y la de Seguridad y Documentación -servicios secretos-, dos de las más importantes, estarán lideradas por Mustafa Muhamad Aali Sid al Bashir y Abdallahi Lehbib Balal, respectivamente

Queda por nombrar, según la misma fuente, titular clave al Ministro de Defensa y los delegados en España, Francia, Bruselas y en América Latina.

Los cambios en la administración de la RASD, fundada en 1976 y reconocida por decenas de países y organismos internacionales como la Unión Africana, se produce un mes después del congreso que el Frente Polisario celebró en la ciudad liberada de Tifariti, el primero con Brahim Ghali a la cabeza.

Ghali, un hombre de acción que luchó en la guerra con Marruecos y Mauritania, asumió la presidencia saharaui en 2016 tras la muerte de su predecesor y líder histórico, Mohamad Abdelaziz.

Durante el congreso en Tifariti, en el que se elighió a una nueva directiva del Polisario, se anunció un cambio respecto al proceso de paz que tutela la ONU y se dejó abierta la puerta a una posible vuelta a las armas si no se avanza en la celebración del referéndum de autodeterminación que se acordó con Marruecos durante el alto el fuego en 1991, todavía en vigor.