Bragas menstruales: qué son, cuánto absorben y cómo se lavan

·4 min de lectura
(Photo: Piotr Marcinski via Getty Images/EyeEm)
(Photo: Piotr Marcinski via Getty Images/EyeEm)

El tampón y la compresa ya no son los únicos métodos de higiene íntima durante la regla. Las copas menstruales van ganando cada vez más adeptas y se han coronado como una opción sostenible para ahorrar dinero y residuos. En esta línea, las bragas menstruales se presentan como otro aliado cómodo y respetuoso con el planeta y el cuerpo.

A pesar de que comienza a hablarse de ellas y marcas populares como Primark o Etam las han incluido en su catálogo, para muchos todavía son unas desconocidas y generan cierto rechazo. En gran parte, por el miedo a manchar la ropa o a que no absorban lo suficiente, pero la tecnología con la que están diseñadas evitan esos problemas.

Qué son y cómo funcionan

Las bragas menstruales son un tipo de ropa interior fabricada con varios tipos de tejidos capaces de absorber el flujo menstrual sin fugas y sin que la persona que lo lleva se sienta húmeda.

Para asegurarse de que aguantan varias horas, entre 8 y 12 en función del fabricante, las bragas llevan habitualmente tres capas diferentes. La primera es la que está pegada al cuerpo y suele ser de algodón y otro material que ayude a evitar la sensación de humedad. La segunda es la que lleva el tejido absorbente que hace que la braga sea capaz de neutralizar el flujo. Por último, la tercera lleva un tejido impermeable para evitar posibles fugas.

Todas son transpirables, incluyen algún material para neutralizar posibles olores y, al contrario de lo que se pueda pensar, no son más gruesas que cualquier otra braga.

Cuánto duran y cómo se lavan

Todo depende de cuánto se utilicen y de la cantidad de flujo de cada persona, aunque la mayoría de fabricantes indican 12 horas. Cuando se empieza a notar algo de humedad en la braga, es momento de cambiarla. Para conservarlas mejor, los fabricantes recomiendan lavarlas con agua fría para que el tejido absorbente no se degrade. De media, su vida útil es de dos años.

Después de cada uso es necesario enjuagarlas en una tina hasta que el agua se vuelve transparente y ya después, meterlas en la lavadora a una temperatura máxima de 30 grados. Además, algunas marcas aconsejan no utilizar suavizantes para cuidar el absorbente.

¿Hay varios tipos?

La mejor braga cada persona se elige en función de la cantidad del flujo. Thinx, la marca pionera en bragas menstruales, tiene una herramienta en su página web para conocer el nivel de cada uno y vende hasta cinco absorciones diferentes para adaptarse a todas las necesidades.

En Primark, por ejemplo, tienen dos opciones: de flujo ligero a medio y de flujo medio a intenso, que equivaldrían a tres y cuatro tampones respectivamente.

Al igual que con la ropa interior convencional, también hay varios diseños en función de los gustos de cada uno. En Thinx tiene modelos para todo tipo de tallas y con un amplio rango de siluetas. En Etam también hay multitud de diseños y para las que lo prefieran, también se venden en formato tanga.

Dónde se venden y cuánto cuestan

Al igual que con las prendas de ropa interior tradicional, las bragas menstruales están a la venta tanto en tiendas especializadas como en marcas de ropa íntima. La firma pionera a nivel mundial fue Thinx, mientras que en España fue Cocoro quien abrió camino, convirtiéndose en la primera marca en fabricar bragas absorbentes en Europa.

Las bragas también se pueden comprar en tiendas de ropa interior como Etam o Dim, y de moda low cost como Primark. Además, también hay disponibles diferentes modelos a través de Amazon, donde se pueden encontrar packs de diferentes colores o diseños, incluso con detalles en encaje.

En cuanto a los precios, las variaciones son pronunciadas en función de la tienda en la que se compren y de si forman parte de un pack o no. Según un informe que elaboró la OCU para analizar las bragas y las copas menstruales como alternativas sostenibles a compresas y tampones, el precio medio por una unidad está en 34 euros. En el estudio las encuestadas también se pone nota a estas bragas: un 4,2 sobre 5.

Una opción para las pérdidas de orina

Además de para el flujo menstrual, estas bragas se han convertido en una buena herramienta para personas con incontinencia o problemas de pérdida de orina. “Con la menopausia, estaba sufriendo una pequeña incontinencia derivada del estrés cuando corro en la cinta. Estaba haciendo que dejara de hacer ejercicio”, reveló Janet a The Guardian, en un reportaje en el que contó cómo las bragas habían cambiado su relación con el deporte.

Como ella, muchas mujeres las han empezado a utilizar como alternativa a las compresas para pérdidas de orina y marcas como Cocoro ya utilizan el reclamo para publicitar sus modelos, más allá de la menstruación.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente