El BPI recomendó subir los tipos de interés incluso con riesgo de recesión

El Banco de Pagos Internacionales, BPI, presentó su informe trimestral, en el que recomendó a los bancos centrales del mundo continuar con sus aumentos de los tipos de interés pese a las alertas por riesgo de recesión en Estados Unidos y la Eurozona.

Una recomendación peligrosa. El Banco de Pagos Internacionales, BPI, recomendó a las instituciones globales continuar con las agresivas subidas de los tipos de interés para intentar frenar la inflación global, consecuencia de la pandemia de Covid-19, los bloqueos en la cadena de suministros y agravada con la guerra en Ucrania.

Claudio Borio, jefe del Departamento Monetario y Económico del BPI, advirtió que "si había riesgo de recesión, ha aumentado" y que los países más vulnerables a los precios de la energía son los que más riesgo tienen de recesión.

El aumento de este riesgo se debe principalmente a la revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento, por la guerra en Ucrania y el debilitamiento del crecimiento de China, así como la imparable inflación.

El informe, que analiza la situación económica global y los movimientos de los mercados desde principios de junio y hasta mediados de septiembre, revela que los inversores anticipan una inflación más elevada por el poco abastecimiento energético en Europa y porque el mercado laboral todavía es robusto en Estados Unidos.

El debilitamiento de las perspectivas de crecimiento en Europa por la crisis energética también tiene su efecto en la depreciación del euro frente al dólar hasta mínimos desde 2002, por debajo de la paridad.

"El camino es bastante estrecho" porque los bancos centrales deben aplicar una política monetaria restrictiva, es decir, subir los tipos de interés para frenar la inflación en un momento de elevado nivel de deuda pública y privada y con unos precios en el mercado inmobiliario muy elevados, añadió Borio.

Pese al riesgo de recesión, Borio resaltó que ahora "lo importante para los bancos centrales es centrarse en la inflación".

"Los inversores han sido bastante optimistas los tres últimos meses sobre la solución de los desafíos económicos", pero "ahora han despertado al hecho de que los legisladores batallan una inflación tenaz en un trasfondo de vulnerabilidades financieras", agregó Borio.

A esto se le agrega que el aumento de los precios del gas natural -especialmente en Europa- después de que Rusia interrumpiera bruscamente el suministro.

Con EFE