Siete bosques mágicos que visitar este otoño sin salir de España

Uxía Prieto
ecnsdkgnsdlkgndksngomecomecetssets ↵

ecnsdkgnsdlkgndksngomecomecetssets ↵

Con el otoño llega el frío, las tardes de sofá, manta y peli, las castañas, las calabazas y los colores propios de esta estación. Dorados, ocres y todo tipo de marrones comienzan a copar los bosques y a regalarnos estas preciosas imágenes que solo podemos disfrutar durante unos pocos meses en el año.

La diversidad natural española permite que gocemos de paisajes y bosques completamente diferentes en cada rincón de nuestra geografía. Hemos recopilado siete de ellos que bien merecen una visita en estos meses y que te dejarán con la boca abierta.

Selva de Irati (Navarra)

Situada en el Pirineo Oriental Navarro, la selva de Irati es un enorme tesoro de 17.000 hectáreas conservadas de una forma prácticamente virgen. No en vano, es el segundo hayedo-abetal más extenso de Europa, solo superado por la Selva Negra, en Alemania. Además de abetos y hayas, en este bosque podemos ver olmos, sauces, arces y algún que otro roble entre los que pasean los ciervos en esta época del año.

Hayedo de Montejo (Madrid)

Situado al norte de Madrid, cerca de las provincias de Segovia y Guadalajara, este bosque es perfecto para desconectar de la capital durante un día, o para hacer una excursión si estás de visita en la zona. El Hayedo de Montejo es una joya que cobra especial esplendor en otoño gracias a sus tonalidades. Y en primavera, por la fauna que habita la zona durante esta época. Un ejemplo precioso es que se han identificado más de 100 especies diferentes de mariposas que se han identificado en el lugar.

Bosque de Muniellos (Asturias)

Sigue leyendo en El HuffPost